Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales de internet

Vía Luis Rull llego hasta este manifiesto en defensa de los derechos fundamentales que me veo en la obligación moral y profesional de difundir.

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía Sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, muchos periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de Internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:

1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.


2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.


3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.


4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.


5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.


6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.


7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.


8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.


9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.


10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Adiós a Mario Benedetti

<Mario_Benedetti

Conocí a Mario Benedetti hace unos 7 años y me enamoré de sus versos desde el principio. Recuerdo que había leído vagamente y por encima algunos de sus poemas pero tampoco me había interesado más en él. Andaba yo por segundo curso en la facultad cuando mi querido amigo Moeh me propuso que nos regalásemos un libro para celebrar Sant Jordi.

Esa misma mañana nos encontramos en la librería de la Fnac de la calle Preciados. Curiosamente, los dos teníamos en la mano para comprar el mismo libro de poemas de Benedetti. Una típica antología. Yo se lo iba a comprar a él porque sabía que le gustaba y como una especie de agradecimiento por haberme animado a empezar a leerlo; él seguro que tenía previsto regalármelo a mí en un fácil intento de que el uruguayo acabase conquistándome.

Fue gracioso descubrirnos con el mismo ejemplar entre las manos. Nos dijimos un rápido hola, sonreímos al vernos cazados y cada uno siguió por su lado. Después de aquello, decidí que tenía que cambiar la elección. Ahora mismo ni recuerdo qué es lo que elegí al final. Probablemente alguno de esos libros de política que le gustan.

Por la tarde, ya en la facultad, intercambiamos la sorpresa. Y ahí estaba mi libro de Benedetti. Recuerdo que aquel año adquirí una costumbre que me encantó. Cada noche, justo antes de irme a la cama, leía un nuevo poema.

Hoy me he levantado con la triste noticia de que Mario nos dice adiós con 88 años y desde su tierra, Montevideo. Muchos le recordaremos de una u otra manera. A mí su marcha me recuerda que tengo que animarme a leer más de su obra y aprender del que muchos han llamado el escritor de la ironía y el compromiso. Es una asignatura pendiente desde hace tiempo.

Se que conozco su obra vagamente, pero me atrevo a decir que quizás Táctica y Estrategia sea uno de sus mejores poemas. Al menos para mí.

Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos
.
mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible
.
mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos
.
mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos
.
no haya telón
ni abismos
.
mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple
mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites.

Fotografía: El País

El presidente del PP de Valverde se queda sin puntos para conducir

Mañana de domingo de una semana en la que he andado bastante desconectada. Toca repaso de noticias para ponerme al día de todo lo que ha pasado. De repente, me soprendo enterándome de que han multado a José Domingo Doblado, presidente del PP de Valverde, por conducción temeraria.

Según citan en el diario Huelva Información, Doblado circulaba a más velocidad de la permitida, se saltó un semáforo y dio 0.25 mmen el test de alcoholemia. Para colmo de males, tenía el permiso de conducir caducado.

Por la primera de las presuntas infracciones (conducción temeraria), el dirigente popular ha sido sancionado con 450 euros y la retirada de seis puntos del carné de conducir. Por no llevar el permiso en regla, la multa impuesta es de 150 euros y, por último, por conducir bajo los efectos del alcohol, se suman otros 600 euros de multa y la retirada de otros seis puntos del carné. La noche le ha costado la retirada de los 12 puntos del carné y un total de 1.200 euros.

Al pobre Doblado lo han pillado con un pleno de irregularidades y entiendo como correcta que se publique esta información de la que yo misma me estoy haciendo eco. Sin embargo, mi malicia (por suerte, no soy la única que se lo ha preguntado) me hace pensar en ¿qué habría pasado si el que hubiera cometido las mismas irregularidades hubiera tenido el cartel del PSOE en lugar del del PP? Disculpen que no conteste pero me da la sensación de que le hubieran dicho un “anda tira pa’lante” y todo habría quedado ahí.