Conocer Nepal, Tíbet y Bután en 16 días: Ana pisa las montañas de Buda

Foto Monje Budista en Myanmar por Ana Asuero

Son las 2.47 de la madrugada y dentro de 4 horas sonará el despertador que me avisará para salir al aeropuerto. Tengo unas ganas enormes de empezar el #AnaPisaLasMontañasDeBuda, un viaje que me va a llevar por algunos de los rincones más aislados y auténticos del planeta.

Me apetece mucho volver a pisar Asia después de la experiencia en Myanmar hace un año y me hace ilusión ir a conocer lo que muchos llaman el techo del mundo, la cordillera que concentra los picos más altos del planeta: el Himalaya.

Voy a caminar por tres países del Himalaya muy diferentes. Estaré 16 días pisando, oliendo y sintiendo los lugares más emblemáticos de una milenaria Katmandú, un remoto Tíbet y el desconocido pero mágico reino de Bután.

Mapa del #AnaPisaLasMontañasDeBuda

Nepal, el país de los sherpas

Aquí tendré la oportunidad de conocer la caótica Kathmandú y perderme por algunas de las ciudades imperiales que conformar sus valles más cercanos, Kirtipur y Khokana.

No pienso quedarme únicamente en los templos. Pienso pisar mucha calle y cruzarme y charlar con tanta gente como el idioma nos permita.

Tíbet, el techo del mundo

Se que voy a alucinar cuando vuele desde Kathmandú a Lhasa, cruzando toda la cordillera del Himalaya y aterrizando en el altiplano tibetano sobrevolando los ochomiles más impresionantes del mundo.

Tardaré en creerme que aterrizo en la ciudad sagrada que fue durante siglos el lugar de residencia del Dalai Lama y centro mundial del budismo.

Y se que una de las dos joyas del viaje para mi será el road trip desde Lhasa hasta el campamento base del Everest en la frontera con Nepal. 4 días de decenas de horas de carreteras infernales e incómodos pasos de montaña que me llevarán con los ojos embobados por algunos de los sitios más remotos del planeta sobre los que llevo años leyendo: el sagrado lago Yamdrok, Shigatse, el glaciar Nojin-Kantsang, Gyantse, los monasterios de Tashilumpo y Sakya….

Saldré de Lhasa, tocaré frontera con Nepal en el campamento base del Everest y volveré de nuevo Lhasa, con la espalda probablemente molida pero con la experiencia única de haber circunvalado el conocido como techo del mundo, el país más alto y aislado de la tierra pero una de las regiones más auténticas del planeta.

Bután, el reino prohibido de la felicidad

Llegaré a Bután volando de nuevo desde Katmandhú hasta Paro, en el que dicen es uno de los vuelos comerciales más bonitos pero con uno de los tres aterrizajes más peligrosos en medio de esta enorme cordillera.

Disfrutaré un montón de un par de días en el precioso valle de Paro y subiré caminando en un trekking hasta el monasterio de Taktsang, más conocido como el nido del tigre, la segunda joya del viaje y una ascensión obligada una vez en la vida para todos los habitantes del país.

El viaje es la recompensa. Allá vamos… #AnaPisaLasMontañasDeBuda

Hay mil nombres para este enorme rincón del mundo: la morada de las nieves, el techo del mundo, las montañas de Buda…

Voy a vivir una tierra de agua, glaciares, ríos, enormes montañas y profundos valles. De precipicios y altos pasos de montaña cercanos al cielo. Voy a vivir los campos verdes de arroz tallados en las colinas. Voy a vivir algunas zonas nunca conquistadas, nunca colonizadas, puras, auténticas. Voy a llenarme los oídos del sonido de los molinillos de oración, los ojos de gentes, monasterios y paisajes salpicados de banderas de oración. Voy a intentar casi tocar el cielo.

He preparado el viaje muy bien. He visto un montón de pelis (One mile above, Kathmandú o Siete años en el Tíbet) y llevo más para ver en el avión. He leído varios libros súper interesantes (Las montañas de Buda, En las montañas del Tíbet, Huída al tíbet, El tercer ojo y Crónicas desde el Himalaya) y llevo 3 más en el kindle para hacer más llevaderas las horas de escalas, traslados y esperas. Y por supuesto me acompañan las guías Lonely Planet de los 3 países que pisaré.

 

Voy a disfrutar, voy a crecer y voy a aprender a cada paso. Como hago en cada viaje. Porque el viaje es la recompensa. Porque somos el resultado de los libros que leemos, los viajes que hacemos y la gente que conocemos.

Se que cualquier adjetivo se quedará pequeño para describir lo que vaya viendo, pero iré compartiendo de mi diario personal del viaje lo que internet y las conexiones me dejen. Lo que no tengáis durante, lo tendréis a la vuelta… Así podréis ver al menos un poquito a través de mis ojos 😉

 

Películas que ver antes de viajar a Myanmar (Birmania) I: Más allá de Rangún

Una de las cosas más interesantes sobre las que empaparse antes de viajar a Myanmar es su historia política más reciente. Dura, opaca y, seguramente, llena de medias verdades y mentiras.

Una dictadura militar demasiado prolongada, una población que a finales de los ’80 empieza a pedir democracia y una admirable Aung San Suu Kyi convertida en símbolo de la libertad y resistencia contra la barbarie del dictador Ne Win.

En este ambiente se inspira “Más allá de Rangún”, una época en la que la población que reclama democracia y protesta contra las barbaridades del régimen militar es masacrada y obligada a huir a Thailandia arriesgando a cada segundo su vida. Una película desdoblada entre el relato personal e íntimo de una mujer que busca sentido a su vida tras perderlo todo y el relato de denuncia política de un país que se revela contra la dictadura.

La trama se desarrolla en 1988. Laura (Patricia Arquette), una médico norteamericana, acaba de perder a su hijo y a su marido. Su hermana se la lleva en una excursión organizada a Birmania, con el deseo de distraerla de su dolor. Una noche insomne, desobedeciendo el toque de queda, Laura sale a pasear por la ciudad y se topa con una manifestación política, que contempla arrebatada, especialmente por la hechizante presencia de Aung San Suu Kyi. La inmediata represión militar inicia la intensísima aventura de Laura más allá de Rangún, en la que encontrará un nuevo sentido a su vida rota, un ideal, y la generosa entrega como médico en bien de los demás.

Conocer Myanmar (Birmania) en 20 días

Conocer Myanmar (Birmania) en 20 días

Es la primera vez que voy a pisar Asia y me hace mucha ilusión hacerlo. Hoy salgo de Madrid dispuesta a conocer todo lo que pueda de Myanmar (la antigua Birmania), el país menos abierto al turismo de toda Asia, en 20 días.

Voy sola pero acompañada al #AnaPisaMyanmar. Me explico. Salgo sola pero me uno allí a un grupo de 13 personas más que no nos conocemos y que todas vamos viajando por nuestra cuenta. Va a ser una nueva experiencia pero estoy convencida de que lo disfrutaré mucho y volveré seguro con algún amigo. He whatsappeado con algunos de ellos y todos tienen pinta de ser tan agonías de los viajes y culos inquietos como yo 😉

No es que vaya a llover, va a diluviar. Pero ¡que no cunda el pánico! Voy profesionalmente preparada para el agua. Llevo fundas para las mochilas y bolsa impermeable para el pasaporte, el móvil y la cámara. Y un chubasquero en el que no se cuela ni una gota con el que probablemente me veáis estos 20 días 😛

Así que tengo todo lo que necesito para ir contando esta aventura cuando la wifi me deje. La conexión en el país promete ser entre desesperantemente lenta en los hoteles e inexistente las noches que duermo en aldeas y monasterios durante los días de trekking. Como hago siempre, escribiré el diario de a bordo cada noche antes de irme a dormir e iré compartiendo lo que pueda y cuando pueda. Todo lo demás, a la vuelta a Madrid.

Para los que tengáis curiosidad por saber por dónde andaré estos días, os cuento un poco de la ruta.

  • Comenzaremos en Yangon, donde aterrizamos tras una escala en Doha. Ahí me acercaré hasta la pagoda dorada de Shwedagon, que dicen que es la más impresionante del país y el símbolo de Myanmar.
  • Después saltaré al norte: Mandalay. Una zona con mucha naturaleza, templos y donde rastrearé parte de los lugares por donde estuvo George Orwell en su época de policía imperial de la colonia inglesa.
  • Me tocará ir en barco y atravesar ríos para llegar hasta Mingun y Ava.
  • También en barco, iré desde Mandalay al Monte Popa, a donde subiré en un par de días de trekking parando en muchas aldeas para ver la vida más rural.
  • En Bagan tendré la suerte de ver una de las cosas que con más ganas espero: una concentración de 2.000 templos budistas en una enorme explanada.
  • De ahí iré a Kalaw, una antigua ciudad colonial británica y empezaré 4 días de trekking alrededor del lago Inle atravesando campos de arroz y cruzándome con etnias como los Danu, los Palaung o los Pao.

Esto es lo previsto. Lo que realmente veré sólo lo sabré a la vuelta y dependerá de lo que el tiempo, las carreteras y los contratiempos nos dejen 😉

Libros que leer antes de viajar a Myanmar (Birmania) III: “Historias secretas de Birmania (A la sombra de George Orwell)” de Emma Larkin

Historias secretas de Birmania_Emma Larkin

Emma Larkin es el pseudónimo bajo el que escribe una periodista estadounidense que ha pisado en varias ocasiones Birmania para contar una pequeña parte de su historia. Teniendo en cuenta que se ha colado en este país para narrar realidades que no gustan a los que mantienen el poder con una dictadura militar, sobra explicar por qué la necesidad de firmar con pseudónimo.

Myanmar es una de las dictaduras más antiguas y brutales que existe actualmente. Cosas del destino, allí es donde George Orwell ejerció como oficial de la Policía Imperial y de donde saldría espantado al comprobar la brutalidad con que los británicos trataban a los indios en la década de 1920.

Precisamente esto fue lo que Orwell contó en “Los días de Birmania”, tal como os decía en el post anterior. Pero la experiencia de vivir en la Birmania ocupada por los británicos marcó mucho al escritor. Tanto lo hizo que 3 de sus obras acabaron formando lo que Emma Larking llama una especie de involuntaria trilogía de Orwell sobre Birmania:

  • “Los días de Birmania” donde cuenta con enorme asco la vida diaria de los británicos con los indios al final de época colonial antes de la Segunda Guerra Mundial
  • Poco después de la independencia de Birmania en 1948, un dictador militar aisló al país del mundo exterior e impuso el camino birmanio hacia el socialismo, convirtiendo al país en uno de los más pobres de Asia. La misma historia se relata en Rebelión en la granja, una novela alegórica sobre una revolución socialista que se va al traste, en la que un grupo de cerdos derroca a los granjeros humanos para montar una sociedad igualitaria pero que acaba llevando a la granja a la ruina.
  • Y, al final, la descripción que Orwell hace de un país gobernado por un Gran Hermano que lo vigila todo en 1984 es un retrato de la Birmania actual, una de las dictaduras más represivas del mundo.

En “Historias secretas de Birmania: a la sombra de George Orwell” Larkin se propone hacer un recorrido por los lugares en los que el escritor británico vivió durante sus 5 años de estancia en Myanmar: Mandalay, el delta del río Irrawaddy, la ciudad portuaria de Moulmein y las montañas del norte.

La autora siente curiosidad por descubrir qué llevo a Orwell a amar y odiar tanto a la vez Birmania. ¿Por qué salió espantado de su vida en la colonia y volvió a Inglaterra para ser escritor? ¿Por qué después de casi 25 años lejos de Birmania y cuando estaba a punto de morir se inspiró en este país para el borrador de otra novela?

Este recorrido le sirve de excusa no sólo para visitar estos puntos en el mapa, sino también para hablar con personajes locales y retratar el momento que atraviesa un país con un sistema educativo roto, una desalfabetización preocupante, una agricultura que antes era potentísima y ahora es casi inexistente, un vergonzoso sistema de censura, inexistencia de pensamiento disidente…

 

 

Libros que leer antes de viajar a Myanmar (Birmania) II: “Los días de Birmania” de George Orwell

Los dias de Birmania George Orwell

Me llevé una enorme sorpresa al comprar este libro y descubrir que el primer trabajo de George Orwell había sido como Policía Militar en Birmania en los tiempos en que era colonia del Imperio Británico.

George Orwell (1903 – 1950) fue uno de los escritores más destacados de Reino Unido de su época. Muchos lo consideran uno de los más brillantes ensayistas y maestro de periodistas. Su vida es en cierta forma un recordatorio de lo mejor y lo peor del mundo occidental del s. XX.

Nació en la India en el seno de una familia británica de clase media, estudió con una beca en Eton, sirvió en la Policía Imperial en Birmania, volvió a Europa donde sobrevivió como lavaplatos en París y al final regresó a Inglaterra.

Su época como Policía Imperial en la Birmania colonizada por los ingleses en la década de 1920 marcó mucho su visión del mundo. En “Los días de Birmania” narra precisamente cómo fue su vida durante el tiempo que permaneció allí antes de marcharse desilusionado con el dominio británico sobre las colonias.

Durante 5 años, Orwell se paseó por Birmania con su impoluto uniforme militar, armado con pistolas y con un sentimiento de superioridad patrullando aquel rincón del mundo. Sin embargo, repentinamente lo abandonó todo, volvió a Inglaterra sin previo aviso y presentó su dimisión.

Ahí comenzó su carrera como escritor. Y lo hizo narrando en esta novela las historias de la tan diferente vida cotidiana de indios y británicos que llegó a odiar en una Birmania que vivía los últimos días de su época colonial antes de la Segunda Guerra Mundial.

Orwell pareció no soportar el sometimiento de la población local por parte de los ingleses, el halo de superioridad británico, la falta de respeto por los indios… así que cambió su nombre real (Enric Arthur Blair) por el de George Orwell y empezó a narrar historias de los más desfavorecidos.

Comenzó con “Los días de Birmania”, una obra casi desconocida en la que cuenta la vida de Flory (representante inglés de una empresa maderera) en la pequeña colonia británica en la villa de Kyauktada. Los días discurren entre el calor sofocante, los interminables aperitivos alcohólicos en el club inglés y las intrigas pueblerinas. No obstante, la simpatía de Flory hacia los nativos parece crear cierta intranquilidad entre sus compatriotas. El rico y corrupto submagistrado local, U Po King, intentará sacar provecho de esta circunstancia en su propio beneficio. Inesperadamente, una encantadora y caprichosa joven, Miss Lackersteen, se incorpora a la comunidad y todo comienza a tambalearse.