Películas que ver antes de viajar a Myanmar (Birmania) I: Más allá de Rangún

Una de las cosas más interesantes sobre las que empaparse antes de viajar a Myanmar es su historia política más reciente. Dura, opaca y, seguramente, llena de medias verdades y mentiras.

Una dictadura militar demasiado prolongada, una población que a finales de los ’80 empieza a pedir democracia y una admirable Aung San Suu Kyi convertida en símbolo de la libertad y resistencia contra la barbarie del dictador Ne Win.

En este ambiente se inspira “Más allá de Rangún”, una época en la que la población que reclama democracia y protesta contra las barbaridades del régimen militar es masacrada y obligada a huir a Thailandia arriesgando a cada segundo su vida. Una película desdoblada entre el relato personal e íntimo de una mujer que busca sentido a su vida tras perderlo todo y el relato de denuncia política de un país que se revela contra la dictadura.

La trama se desarrolla en 1988. Laura (Patricia Arquette), una médico norteamericana, acaba de perder a su hijo y a su marido. Su hermana se la lleva en una excursión organizada a Birmania, con el deseo de distraerla de su dolor. Una noche insomne, desobedeciendo el toque de queda, Laura sale a pasear por la ciudad y se topa con una manifestación política, que contempla arrebatada, especialmente por la hechizante presencia de Aung San Suu Kyi. La inmediata represión militar inicia la intensísima aventura de Laura más allá de Rangún, en la que encontrará un nuevo sentido a su vida rota, un ideal, y la generosa entrega como médico en bien de los demás.

Conocer Myanmar (Birmania) en 20 días

Conocer Myanmar (Birmania) en 20 días

Es la primera vez que voy a pisar Asia y me hace mucha ilusión hacerlo. Hoy salgo de Madrid dispuesta a conocer todo lo que pueda de Myanmar (la antigua Birmania), el país menos abierto al turismo de toda Asia, en 20 días.

Voy sola pero acompañada al #AnaPisaMyanmar. Me explico. Salgo sola pero me uno allí a un grupo de 13 personas más que no nos conocemos y que todas vamos viajando por nuestra cuenta. Va a ser una nueva experiencia pero estoy convencida de que lo disfrutaré mucho y volveré seguro con algún amigo. He whatsappeado con algunos de ellos y todos tienen pinta de ser tan agonías de los viajes y culos inquietos como yo 😉

No es que vaya a llover, va a diluviar. Pero ¡que no cunda el pánico! Voy profesionalmente preparada para el agua. Llevo fundas para las mochilas y bolsa impermeable para el pasaporte, el móvil y la cámara. Y un chubasquero en el que no se cuela ni una gota con el que probablemente me veáis estos 20 días 😛

Así que tengo todo lo que necesito para ir contando esta aventura cuando la wifi me deje. La conexión en el país promete ser entre desesperantemente lenta en los hoteles e inexistente las noches que duermo en aldeas y monasterios durante los días de trekking. Como hago siempre, escribiré el diario de a bordo cada noche antes de irme a dormir e iré compartiendo lo que pueda y cuando pueda. Todo lo demás, a la vuelta a Madrid.

Para los que tengáis curiosidad por saber por dónde andaré estos días, os cuento un poco de la ruta.

  • Comenzaremos en Yangon, donde aterrizamos tras una escala en Doha. Ahí me acercaré hasta la pagoda dorada de Shwedagon, que dicen que es la más impresionante del país y el símbolo de Myanmar.
  • Después saltaré al norte: Mandalay. Una zona con mucha naturaleza, templos y donde rastrearé parte de los lugares por donde estuvo George Orwell en su época de policía imperial de la colonia inglesa.
  • Me tocará ir en barco y atravesar ríos para llegar hasta Mingun y Ava.
  • También en barco, iré desde Mandalay al Monte Popa, a donde subiré en un par de días de trekking parando en muchas aldeas para ver la vida más rural.
  • En Bagan tendré la suerte de ver una de las cosas que con más ganas espero: una concentración de 2.000 templos budistas en una enorme explanada.
  • De ahí iré a Kalaw, una antigua ciudad colonial británica y empezaré 4 días de trekking alrededor del lago Inle atravesando campos de arroz y cruzándome con etnias como los Danu, los Palaung o los Pao.

Esto es lo previsto. Lo que realmente veré sólo lo sabré a la vuelta y dependerá de lo que el tiempo, las carreteras y los contratiempos nos dejen 😉