El éxito ya no es una oficina con vistas

Desde que he vuelto a trabajar y a verme inmersa en un proyecto que me apasiona, pienso más en los que no trabajan de lo que lo hacía cuando yo era una de ellos. Quizás antes no lo hacía por miedo o porque sencillamente no tenía la capacidad de separarme de una situación propia y verla con perspectiva.

Ahora pienso en toda la gente brillante que conozco que están en trabajos que se le quedan pequeños o directamente no tienen ningún trabajo en el que aplicar y compartir todo lo que saben. Al mismo tiempo, pienso cabreada en la insultante cantidad de gente inepta, estúpida e inútil que ocupa puestos de importancia sin conocimientos, experiencia ni cualificación, impidiendo que las empresas o instituciones en las que están avancen y mejoren porque no tienen ni la más remota idea de cómo hacerlo, y teniendo únicamente claro que no pueden dejar pasar a aquellos que sí saben por temor a que pongan su tontura en evidencia.

Lo peor es que esto no se va a arreglar en España. Porque seguimos colocando al que conocemos en lugar de al que lo merece. Y así estamos. Con despachos con vistas llenos de gente que no saben ni siquiera en qué sentido está avanzando el mundo y se agarran al sillón.

Y entonces pienso en que el éxito ya no es una oficina con vistas. Es más que eso para algunos que trabajan desde casa con un portátil e intentan comerse el mundo mientras otros lo miran desde su ventana de la última planta sin entender de qué va la historia.

Oficina con vistas

 

 

Mirar a los ojos

Mirar a los ojos. Es sencillo y debería ser natural. Lo es cuando eres niño pero de mayor a veces se te olvida ser claro, directo, mirar a los ojos y decir o hacer lo que piensas. Por suerte las fotos, aunque mal hechas, a veces nos obligan a pararnos y ver detalles que en demasiadas ocasiones pasamos por alto. Gracias a estas fotos me he recordado a mí misma que deberíamos mirar más a los ojos sin miedo.

micropensamiento: dejar una aventura

huella-digital-thumb2536043Dejar una aventura en la que has puesto toda tu pasión, tu saber hacer, tu profesionalidad y tus ganas no tiene que ser fácil. No puede ser fácil. Hoy Juan Luis Sánchez se ha despedido de Periodismo Humano. A los que leemos este medio, nos dejan un poco más huérfanos, pero seguro que el camino que empieza a recorrer le tiene más y mejores cosas guardadas.

En su post de despedida, enumera algunos de los trabajos que le han dado más satisfacciones. Aprovecho para recomendaros que echéis un vistazo a la mayoría de ellos porque no tienen desperdicio.

huella-digital-thumb2536043Parece -o al menos yo quiero pensar así- que Álex de la Iglesia quiere intentar poner un poco de luz y cordura en todo esto de la Ley Sinde. Muchos hemos visto lo que escribía por twitter estos días y no han sido pocos los que le han lanzado varias ideas de cómo hacer que una ley que regule el-todo-gratis que pueda convencer a la mayoría sin perjuicio de ninguna de las partes. El jueves de momento se reunirá con algunos representantes de internet. Esperaremos noticias.

huella-digital-thumb2536043Desgraciadamente, parece que el gobierno finalmente nos va a colar la Ley de Economía Sostenible. Como dice Enrique Dans hoy en su blog, la conocida como “Ley Sinde es el esfuerzo de una industria corrupta por evitar ser juzgados con las mismas leyes y por los mismos jueces que el resto de los ciudadanos. Como los jueces no les dan la razón – obviamente, porque no la tienen – quieren cambiar de jueces, y poner los que ellos dicen. Así de alucinante, así de injusto, así de corrupto”.