Cosas de Escocia (III) – Ladies Walk

Una de las primeras paradas por el norte de Escocia fue la ciudad de Inverness. Pequeña para ciudad, grande para pueblo. La llaman la capital de las Highlands. Pasar por allí es sólo un breve anticipo para la vista de lo que queda por pasar ante tus ojos una vez te adentras en el verdadero corazón de las tierras escocesas del norte.

El tráfico era horrible y pronto entendimos por qué. El lago Inverness atraviesa toda la ciudad y consecuentemente hay multitud de puentes que son la única forma posible de comunicar un lado con el otro. Pasemos por una zona algo alejada del bullicio del centro y nos encontramos con sucesivos puentes peatonales. Me llamó poderosamente la atención éste por el que ¿alguna vez sólo pudieron caminar mujeres?

Cosas de Escocia (III) - Ladies Walk

huella-digital-thumb2536043Parece -o al menos yo quiero pensar así- que Álex de la Iglesia quiere intentar poner un poco de luz y cordura en todo esto de la Ley Sinde. Muchos hemos visto lo que escribía por twitter estos días y no han sido pocos los que le han lanzado varias ideas de cómo hacer que una ley que regule el-todo-gratis que pueda convencer a la mayoría sin perjuicio de ninguna de las partes. El jueves de momento se reunirá con algunos representantes de internet. Esperaremos noticias.

COSAS DE ESCOCIA (II) – Loco suelto

Edimburgo en Agosto es un hervidero de gente. Hacer coincidir tu viaje con el festival Fringe es una apuesta de la que seguro nadie puede arrepentirse. Las calles se llenan de artistas que te regalan aquello que mejor saben hacer: dar espectáculo.

En medio de la marea de gente apareció un grupo de unos 8 hombres que parecían auténticos majaretas recién salidos de un psiquiátrico. Caminaban a paso lento, muy lento… como aburridos; pero clavaban sus esquizofrénicas miradas en todos los que se atrevían a mantenerse cerca.

Cosas de Escocia (II) - Loco suelto por Edimburgo

Cosas de Escocia (I) – Culo sugerido

Paseando por Edimburgo en agosto puedes encontrarte casi de todo. Cuando me encontré con esta chica en la calle, no pude resistirme a disparar. Era mediodía, por lo que me pasé un rato adivinando si esta chica venía de una fiesta que se había prolongado toda la mañana o si iba de camino a otra que empezada quizás demasiado temprano.

Al final, no llegué a ninguna conclusión. Probablemente la verdad sea que directamente le gustan las faltas ligeramente cortas.

Cosas de Escocia (I) - Culo sugerido

Yo tampoco lloraré por la #leysinde

censuraos un poquito vosotros mismosLa estrategia de la puerta de atrás no fue una buena opción. La ley la tumbaron en el Congreso y a Ángeles González Sinde la dejaron sola. El PSOE se quedó con el culo al aire con esta disposición que pretenden colar ahora en el Senado. Tras los últimos intentos desesperados por conseguir apoyos, el fracaso no podía hacerse esperar.

Sabemos que es importante terminar de pisar esta ley antidescargas. Ya hemos explicado por qué. No podemos dejar que nos censuren la red, que otros decidan por nosotros a qué contenidos podemos acceder y a cuáles no. La #leysinde son mentiras del gobierno. Muchas mentiras, demasiadas mentiras.

Para los que todavía no lo tengan claro, en Error500 han hecho una selección de diez enlaces con los que aclararse. Ninguno tiene desperdicio:

  1. Desmontando paso a paso la Ley Sinde, por Antonio Delgado.
  2. El Estado no es tu amigo pero, ¿es tu enemigo?. Por Luis Rull.
  3. Saliendo del tiesto: una movilización rara para una causa ¿mal planteada? Por Gonzalo Martín.
  4. Contra Internet y la soberanía nacional. Contra la Democracia y la Libertad. En Nación Red.
  5. Enrique Dans: La Ley Sinde, por la puerta de atrás.
  6. eConectados sobre ley Sinde y las webs de enlaces.
  7. El próximo Google no se creará en España: efectos colaterales de la ley Sinde. En Error500.
  8. Victor Ruiz y su triología “Wikileaks y Ley Sinde”.
  9. La Ley de Ejecución por la Sospecha. Por David de Maeztu.
  10. Propiedad Intelectual, Administración Pública, Audiencia Nacional, Páginas de enlaces y otros esperpentos. Por Andy Ramos.

Continue reading