Vacaciones indefinidas para María del Monte

1222857697797_interior Leo hoy en el blog de Sonia Blanco que Canal Sur ha decidido retirar de la parrilla el programa que hasta ahora hacía a muchos sufridores de María del Monte. No es que yo tenga nada en contra de esta señora en general, pero en todo este tiempo no he logrado entender qué hacía delante de una cámara de televisión.

Ahora parece que por fin la razón ha llegado a la televisión andaluza y nos la quitan de delante. Por suerte, yo nunca he sido su sufridora. Principalmente porque a la hora de su programa una servidora está en el trabajo, aunque si no fuese así tampoco se me habría ocurrido nunca sentarme a escucharla.

Como decía, Canal Sur echa el cierre a “La tarde con María“. Lo interesante es como comenta Sonia Blanco que lo hacen después de un estudio del Consejo Audiovisual en el que esbozan algunas indignantes razones.

El estudio realizado por el Área de Contenidos del Consejo Audiovisual de Andalucía detecta en “La tarde con María” una serie de prácticas que confunden el objetivo de entretener con una intención informativa de actualidad.

Se ha revelado, igualmente, una concentración temática en sucesos e incluso hechos luctuosos de alto impacto: tragedias personales y sucesos ocupan el 75% de los contenidos del info-show y el 90% de las materias que abren el programa están relacionadas con la crónica de sucesos, policial o de tribunales.

Si, ciertamente, la deformación y la mueca han de apreciarse como estrategias cosustanciales al género humorístico, provocadoras de la risa a que aspiran, ello no justifica que en el bloque de humor de “La tarde con María”, que ocupa más de la mitad de tiempo del programa, se exhiban insistentemente un lenguaje malsonante, gestos inadecuados, chistes groseros en su exposición y referencias sexuales de gusto discutible.

Los contenidos seleccionados en esta sección proyectan, además, una imagen de la cultura andaluza basada en el trillado y legendario conjunto de interpretaciones deformadas sobre Andalucía y los andaluces (…) “La tarde con María” ofrece una imagen simplificadora de la realidad, de una sociedad estancada e inamovible en sus creencias, estructura social y cultural, lenguaje, formas de relaciones e identidad, que oculta la dinámica social compleja de nuestra Comunidad Autónoma, y se reiteran estereotipos ridiculizantes que, a su vez, vienen siendo utilizados por otras cadenas a modo de burla para insistir en estos mismos tópicos…

No puedo estar más de acuerdo con el informe. El programa, más allá de que algunos dirán que servía de entretenimiento para la gente mayor, me parecía maleducado, patético, chismoso e insultante. Sin embargo, después de la alegría por el cierre me pregunto qué va a sustituir este espacio. Y ahí va la respuesta, Juan y Medio, otro mítico de la cadena. ¿Harán un programa diferente o será más de lo mismo pero con otro presentador? Y otra reflexión. Todo lo que se argumenta para el cierre de este programa, ¿no lo cumplen también Ana Rosa Quintana, María Teresa Campos, Jorge Javier Vázquez, Jaime Campuzano….?

Mundo Ficción: “Reflexiones Veraniegas”

Una vez más los cracks de Mundo Ficción vuelven a la carga. Ahora para contarnos desde alguna playa cómo llevan eso del veraneo, cada cual a su manera.

El Camino está en el surf: Juan Raúl y J.M. tratan de librarse de su frikismo enfundados en neopreno para pasar por auténticos surferos gaditanos. La frase mítica:

¿Cuándo fue la última vez que metiste el halcón milenario en la estrella de la muerte?

300.00 botellines: De nuevo el culebra y el cabeza nos hablan de su sueño. Sólo la venta de 300.000 botellines los separan de montar el negocio de sus sueños: un taller de tuneado de motos acuáticas. La frase mítica:

Querer es poder, culebra. Díselo a los negros… que se tiran los notas al agua y vienen hasta aquí nadando…

El verano de los compadres: Unos repeinados Rafi y Fali hablan de lo divino y lo humano en una típica mañana de señorito en un chiringuito con gin tonic en la mano. Compadreo puro. La frase mítica:

Niño, me cago en tu madre que es mi mujer. Anda niño, vete a la playa que el chiringuito es pa los mayores, hijooooooo

¿Harto? harto estoy yo de mi suegra, que no la mando para Sevilla porque estoy en su casa…

Cosas sencillas

Con frecuencia rebuscamos demasiado para pasar un buen día, sin darnos cuenta de que a veces lo agradable se esconde en las cosas más sencillas. El sábado tuve un día fabuloso. Nos fuimos a una playa donde no tuvimos a nadie cerca, cosa rara en Huelva en pleno verano. Día de amigos, comida, lectura bajo la sombrilla y tranquilidad.

Tuve dos ratos de esos en los que te embobas con cualquier tontería. Sólo mirar las olas o las dunas puede ser enormemente gratificante.

Calor

Lo se. La foto es una mierda. Pero es la única manera que tengo de dejar constancia del calor que he pasado hoy en Almería. Estar en medio de este desierto a las 4 de la tarde a pleno sol es calor y lo demás es tontería.


Desierto almeriense

Pagar con pesetas en 2009

En tiempo de vacas flacas hay que agarrarse a lo que sea para mantener a flote un negocio. Esto debieron pensar en una tienda de Grazalema que me encontré hace unas semanas donde nos permiten pagar con pesetas cualquier artículo. Eso sí, sólo admiten billetes que después la chatarra no hay quien la suelte.

La crisis va en serio y, si para que un cliente compre hay que aceptarle un billete antiguo, pues se acepta y santas pascuas. También es posible que la tienda sea de uno de esos nostálgicos que recuerda con cariño a esta moneda y añora los tiempos en el que la paga de los domingos eran 20 duros.

Pagar en pesetas

Una cosa queda siempre clara. Si quieres algo, lo tienes que pagar. Tú eliges la moneda pero después de todo “Nadie da duros a cuatro pesetas“.