Serie documental: “Grandes marcas de España”

Si te gusta la publicidad, tienes que ver esta serie.  Dicen que existe una historia en España que puede ser narrada a través de los ojos de la publicidad. Puede que sea verdad.

Está dirigida por el periodista Manuel Campo Vidal, producida por Lua Multimedia y se ha emitido en Canal Odisea. Los anuncios de Cocacola, Cruzcampo, Freixenet, Renault, Danone, Telefónica o Pascual han estado presentes en nuestra historia, han pasado a formar parte de nuestra forma de pensar y de ver el mundo.

¿Te apetece hacer un recorrido nostálgico por la historia de estas grandes marcas? Lo mismo te sorprendes recordando anuncios de cuando aún jugabas a las canicas.

Para ver el resto de documentales, pasa por aquí.

Vacaciones indefinidas para María del Monte

1222857697797_interior Leo hoy en el blog de Sonia Blanco que Canal Sur ha decidido retirar de la parrilla el programa que hasta ahora hacía a muchos sufridores de María del Monte. No es que yo tenga nada en contra de esta señora en general, pero en todo este tiempo no he logrado entender qué hacía delante de una cámara de televisión.

Ahora parece que por fin la razón ha llegado a la televisión andaluza y nos la quitan de delante. Por suerte, yo nunca he sido su sufridora. Principalmente porque a la hora de su programa una servidora está en el trabajo, aunque si no fuese así tampoco se me habría ocurrido nunca sentarme a escucharla.

Como decía, Canal Sur echa el cierre a “La tarde con María“. Lo interesante es como comenta Sonia Blanco que lo hacen después de un estudio del Consejo Audiovisual en el que esbozan algunas indignantes razones.

El estudio realizado por el Área de Contenidos del Consejo Audiovisual de Andalucía detecta en “La tarde con María” una serie de prácticas que confunden el objetivo de entretener con una intención informativa de actualidad.

Se ha revelado, igualmente, una concentración temática en sucesos e incluso hechos luctuosos de alto impacto: tragedias personales y sucesos ocupan el 75% de los contenidos del info-show y el 90% de las materias que abren el programa están relacionadas con la crónica de sucesos, policial o de tribunales.

Si, ciertamente, la deformación y la mueca han de apreciarse como estrategias cosustanciales al género humorístico, provocadoras de la risa a que aspiran, ello no justifica que en el bloque de humor de “La tarde con María”, que ocupa más de la mitad de tiempo del programa, se exhiban insistentemente un lenguaje malsonante, gestos inadecuados, chistes groseros en su exposición y referencias sexuales de gusto discutible.

Los contenidos seleccionados en esta sección proyectan, además, una imagen de la cultura andaluza basada en el trillado y legendario conjunto de interpretaciones deformadas sobre Andalucía y los andaluces (…) “La tarde con María” ofrece una imagen simplificadora de la realidad, de una sociedad estancada e inamovible en sus creencias, estructura social y cultural, lenguaje, formas de relaciones e identidad, que oculta la dinámica social compleja de nuestra Comunidad Autónoma, y se reiteran estereotipos ridiculizantes que, a su vez, vienen siendo utilizados por otras cadenas a modo de burla para insistir en estos mismos tópicos…

No puedo estar más de acuerdo con el informe. El programa, más allá de que algunos dirán que servía de entretenimiento para la gente mayor, me parecía maleducado, patético, chismoso e insultante. Sin embargo, después de la alegría por el cierre me pregunto qué va a sustituir este espacio. Y ahí va la respuesta, Juan y Medio, otro mítico de la cadena. ¿Harán un programa diferente o será más de lo mismo pero con otro presentador? Y otra reflexión. Todo lo que se argumenta para el cierre de este programa, ¿no lo cumplen también Ana Rosa Quintana, María Teresa Campos, Jorge Javier Vázquez, Jaime Campuzano….?

La televisión del “todo vale”: El Follonero entrevista a Arnaldo Otegi

otegi Que nuestra televisión deja mucho que desear es algo que no sorprende a nadie a estas alturas. Pero hay ciertas cosas que ya ni siquiera caben en el “todo vale” en el que estamos instalados. Pasemos por alto programas basura, prensa rosa, realitys… Aún quedan algunos programas de humor que me divierten. Uno de esos era el Follonero, hasta que ha sobrepasado cierto límite.

Imagino que casi todos lo conocen, pero para el que ande despistado basta decir que hace un programa de humor en el que entrevista a gente intentando sacar punta a cualquier situación que de juego. El problema es que en esta ocasión se ha metido en terreno farragoso entrevistando a Arnaldo Otegi (aquí podéis ver el vídeo).

Se ha abierto el debate sobre si la entrevista se debería haber emitido o no y hay quien intenta justificarlo diciendo que en la entrevista Jordi Évole no hace sino burlarse del líder abertzale. Para mí ni siquiera es discutible.

Este tipo es un etarra que ha sido encarcelado por sus ideas, que se declara a favor de la lucha armada por Euskadi y que se ha negado siempre a condenar la violencia de ETA. Que un terrorista y representante político de ETA tenga 5 minutos en un programa de humor de televisión es sencillamente vergonzoso. Como han dicho en otros blogs, esto es de un compadreo repugnante.

Actualización 18:40: Antes de que se malinterpreten mis palabras, quiero aclarar algo. Lo que me parece mal en el fondo no es que a este señor se le dediquen minutos de televisión o se le haga una entrevista. Como muchos me han comentado, es cierto que es un personaje de importancia pública y al que hay que saber escuchar, igual que escuchamos a dirigentes de las FARC por ejemplo. Pero lo que me parece mal es que se le de voz en un programa de humor y con cierto tono de “colegueo” entre risas y caritas de circunstancia. Una cosa sería una entrevista seria y en profundidad a un personaje de trascendencia pública, y otra cosa es hablar con Otegui en tono de “broma”, aunque el follonero le haya dicho grandes verdades por otro lado…