La moda del Harlem Shake

En apenas unas semanas, el Harlem Shake ya se ha convertido en un auténtico fenómeno. Este fin de semana lo he pasado en Granada y ayer, estando en el mirador de San Cristóbal, llegó un grupo de unas 20 personas para grabar su Harlem Shake particular con la Alhambra de fondo. Me di cuenta de hasta qué punto es ya un fenómeno porque tuve la sensación de que, como nadie preguntaba demasiado ni se quedaba alrededor curioseando, todo el mundo sabía qué estaban haciendo.

Harlem Shake en Granada

Si buscas ‘Harlem Shake’ en YouTube, obtienes ahora mismo 199.000 resultados. No está nada mal para ser tan reciente. Seguro que la cifra se eleva mucho más.

Pero ¿sabéis qué es el Harlem Shake? Simplemente un meme que consiste en grabar un vídeo usando una música concreta de entre 30-32 segundos de duración. El vídeo comienza con una persona sola moviéndose que normalmente lleva un casco o una máscara y, cuando la música cambia, un grupo de personas comienza a bailar agitando el cuerpo de forma loca y vestidos cada cual a su manera.

Este meme iniciado por cinco estudiantes de Queensland (Australia) se ha convertido en una auténtica revolución. Aquí podéis ver más explicaciones, aunque tampoco le busquéis más razones para el éxito que la viralidad, y una recopilación de los vídeos más vistos. Yo os dejo con el que han hecho los chicos de Facebook que se ha convertido en uno de mis favoritos.

Sacar provecho al insultante spot de Campofrío parodiándolo

Ahora se que no fue la única que se cabreó mucho al ver el spot de Campofrío en navidad. No le di a «me gusta» en Facebook y me sorprendía cada vez que uno de mis contactos lo hacía porque me parecía un insulto a nuestra inteligencia. Escribí que la España de Campofrío es la que nos arruina porque miramos en viejas historias de éxito para no ver lo hechos polvo que estamos.

Un grupo de jóvenes decidió cabrearse tanto o más que yo y han hecho algo genial para remediarlo. Lo parodian en contra de los recortes en la educación pública. Desde luego, es de justicia que alguien grite ahora contra los que hicieron un chiste de los jóvenes que tienen que dejar el país porque su formación aquí no sirve de nada.