La Sopa

Quien me conozca bien sabe que soy una forofa auténtica de Mafalda. Si alguna vez quieren regalarme algo y no saben qué, sepan que con cualquier libro de la pequeña argentina me harán muy feliz.

Sin embargo, hay algo que no consigo tragar de Mafalda. Odia la sopa, algo que no puedo comprender. Quien me conozca bien, sabrá también que me encanta la sopa. A veces mi madre me dice que podría alimentarme a base de sopa y no protestaría.

Ahí tienen. Dos pistas más para conocerme. Adoro la sopa y Mafalda ¿es incongruente?

6a00e54ff8228c883400e550b798378834-800wi

6 Comments

  1. Seguramente el autor de Mafalda tenía sopa como primer y único plato durante cierta época de su vida, probablemente en la infancia. No se me ocurre otra teoría.

    Reply
  2. A mi no me gusta la sopa y no me hartaron de sopa durante mi infancia. Ya tengo que estar mala como un perro para meterme una cucharada de sopa en la boca.

    De todas formas, no creo que sea incongruente no coincidir en algo con Mafalda.

    Reply
  3. Con incongruencia o sin ella… Prometo seguir poniendote sopa para subirte en los días malos, celebrar los días buenos y pasar los días neutros. Sé que la sopa te aporta un gramo diario de felicidad … ja, ja, ja.

    Reply
  4. Estoy contigo Ana.

    La sopa para el invierno y los momentos que necesitamos reconfortarnos (aggg vaya palabrita ….) …. y Mafalda a cada instante.

    Saludos
    Antonio

    Reply

Deja tu comentario