EL PAPA NAZI

Hacía tiempo que no hablaba de nada relacionado con la Iglesia. Leo esta mañana que Benedicto VXI está defendiendo la beatificación de Pío XII en el 50 aniversario de su muerte. No sé mucho de este tipo, pero lo relaciono con muchos que lo tachan de nazi, profundo antisemita y de haber ignorado los horrores del holocausto. Así que se me antoja enterarme un poco de la historia.

pio1 No tardo ni un segundo en encontrar abundante información. Eugenio Pacelli, conocido como pontífice por Pío XII, destaca efectivamente por su declarado antisemitismo y su escandaloso silencio ante el genocidio judío durante la Segunda Guerra Mundial.

John Cornwell investigó ansiosamente sobre su personalidad y los motivos que pudieron llevarle a apoyar al régimen de Hitler. Tras publicar “El papa nazi” se preguntaba ¿cómo podría haber traicionado a los judíos un Papa que en principio creía tan Santo?

Algunas de sus conclusiones suenan escalofriantes: Pacelli no escuchó las protestas de los obispos católicos alemanes contra el antisemitismo nazi; reconoció al Tercer Reich que sus políticas antisemitas eran asuntos internos de Alemania en los que la Iglesia no debía inmiscuirse; y estaba convencido de que los judíos se habían procurado su suerte (llegó a decir que Los judíos eran responsables de su destino, Dios los había elegido, pero ellos negaron y mataron a Cristo. Y cegados por su sueño de triunfo mundial y éxito materialista se merecían la ruina material y espiritual que se habían echado sobre sí mismos).

Y es aquí donde me pregunto ¿cómo apoya un Papa a Hitler sin ser en su momento descaradamente criticado por ello? Intuyo que supo hacerlo bien. Pío XII se declaraba abiertamente antisemita y reveló tener menos amor por los judíos que por el resto de seres. Por eso no tuvo problema en firmar un acuerdo con el dictador.

En 1930, Hitler había logrado su triunfo electoral y necesitaba un trato con el Vaticano para asegurarse el éxito dejando fuera de juego al catolicismo político en Alemania. Tras negociar con Pacelli, tuvo lugar la firma de un Concordato entre ambas partes. Mediante la firma, se garantizaba a Pacelli el derecho a imponer un nuevo Código de Leyes Canónicas sobre los católicos de Alemania. A cambio, Pacelli colaboraría en el retiro de los católicos de la actividad política y social.

Los judíos fueron las primeras víctimas del Concordato. Hitler se amparó en el respaldo de la Iglesia Católica al hablar de su lucha urgente contra el judaísmo internacional y los obispos alemanes que protestaban contra la persecución semita en Alemania jamás fueron escuchados por el Papa.

Intento buscar otra explicación histórica a este asunto. También encuentro algunos datos. La iglesia tenía problemas a principios del siglo XX. Los regímenes liberales se alzaban contra sus valores medievales. La igualdad, libertad y fraternidad chocaban de frente con sus percepciones absolutistas y su rigidez estructural. Y las corrientes intelectuales cuestionaban la Biblia.

El poder del Papado estaba reducido al mínimo y se hacía urgente la formación de alianzas. Pío XII no sólo apoyó a Hitler, sino que hizo lo mismo con Franco y Mussolini. Al parecer, por motivos estratégicos y coyunturales del momento. Los tres concordatos que la Iglesia firmó con dictadores totalitarios mostraban las coincidencias ideológicas que el Vaticano tenía con esos regímenes: el desprecio por los valores democráticos, el antijudaísmo militante y la fobia al comunismo bolchevique ateo.

De todo esto saco una conclusión. Entiendo que Pío XII se viera obligado a apoyar el antisemitismo para defenderse. pero una vez más me pregunto ¿por qué la Iglesia siempre tiene que andar metiéndose en asuntos de política?

Ahora intento entender por qué Benedicto XVI quiere beatificarlo y no le encuentro sentido. Será porque se me estaba olvidando que fue miembro de las juventudes nazis y soldado de Hitler en las baterías antiaéreas. Ay, ¡qué mala memoria!


10 Comments

  1. Nadie ha juzgado a la Iglesia ante un tribunal internacional por su apoyo a los regímenes dictatoriales de entonces. Si es la misma institución que entonces, con el mismo gobierno, deberían exigirse responsabilidades. Si no, la Iglesia no pediría perdón por tantas atrocidades que ha cometido a lo largo de su historia.

    Por otro lado, Ana, la Iglesia es política. Jesucristo nunca pidió que crearan una Iglesia ni nada parecido. Todo el montaje vaticano es un poder fáctico innegable. Por lo tanto, es normal que se meta en política.

    Reply
  2. ¿ Éste no era el que excomulgó a todos los que apoyaran al partido comunista y se enfrentó al líder de la Democracia Cristiana por no pactar con la extrema derecha? Eso sí, también pidió el perdón… para los criminales de guerra nazis. Santo varón, sin duda.

    “Entiendo que Pío XII se viera obligado a apoyar el antisemitismo para defenderse”. Um, eso suena un poco raro ¿no?

    Reply
  3. @L. Constantine: Puede que esa frase no haya quedado del todo clara. Lo que intentaba expresar es q hasta puedo llegar a “entender” que, desde su posición, se viera “obligado” a apoyar a Hitler teniendo en cuenta la situación. Pero lo que quiero decir es que esto no pasaría si no se metiera en asuntos que no le incumben con alianzas que no corresponden a esa institución.

    @Manuman: Creo que tienes razón. La Iglesia es una institución política, pero, como tú, no creo que debiera serlo. De ahí se derivan muchos problemas. Pero esto viene de largo…

    @Anónimo. Gracias por el enlace donde me pasas más información. Probablemente me habré dejado fuera muchas puntualizaciones sobre este Papa, pero disculpa que no me convenzan los datos que enlazas. Considero que un Papa no debe meterse en asuntos de política (se supone que su poder no es terrenal sino celestial ¿no?) y además creo que no corresponden a la Iglesia los valores de cobardía o de ignorar los asuntos y mirar para otro lado. No debió inmiscuirse en el asunto, pero en cualquier caso ¿la solución debería pasar realmente por “no hacer intervenciones públicas que agravaran la situación o por no hacer declaraciones de condena contraproducentes para evitar una represión aún mayor”? Entiendo que entonces ahora tampoco deberían condenar el terrorismo para no “cabrear” a los terroristas y empeorar la situación ¿o sí?

    Gracias a todos por los comentarios!

    Reply
  4. He encontrado esta carta que quizá ayude a estudiar con menos prejuicios los sucesos y las personas. Suelo decir que ni nosotros sabemos realmente lo que pasó ayer en nuestra propia casa, cómo vamos a saber hechos y decisiones tan lejos de nuestras vidas en el espacio y el tiempo. Que los historiadores se curren los temas, pero de verdad, no en plan de vender.

    Ahí va esa carta:

    Sr. Director:

    La de utilizar una supuesta inactividad del Papa Pío XII ante el holocausto judío ha sido una de las reiteradas y pretendidas formas de deslegitimar a la Iglesia católica en la época contemporánea.

    Esta especie, que cada vez más se demuestra contraria a lo que realmente pasó, ha adquirido formas de especial incidencia en la opinión pública, desde películas denigratorias contra Pío XII y la Iglesia, hasta betsellers de éxito.

    La celebración del cincuenta aniversario de la muerte del citado Papa ha sido una magnífica oportunidad para recordar la labor intensa, callada y fecunda de Pío XII, y de la Iglesia, en la defensa del pueblo judío durante el período nazi de nuestra reciente historia.

    Benedicto XVI ha señalado que si Pío XII no levantó más veces la voz, fue para poder ayudar a los judíos de la forma más eficaz posible: con el trabajo intenso de toda la Iglesia a favor de las víctimas y el apoyo a sus familiares.

    La historiografía seria ratifica que Pío XII no ahorró ni un solo esfuerzo en intervenir directa o indirectamente para proteger a los judíos de la persecución de la ideología totalitaria. Tal vez sea bueno releer las palabras de quien fue primera ministra israelí, Golda Meir, esta dijo entonces: “durante los diez años del terror nazi, la voz del Pontífice se levantó siempre a favor de las víctimas, por eso lloramos la pérdida de un gran servidor de la paz”.

    La invitación del Presidente Israelí al Papa para que visite Jerusalén no deja de ser otro reconocimiento.

    Jesús Domingo Martínez

    jesusdomingo125@gmail.com

    Reply
  5. -*-

    Pío Xll, más conocido por ojos de hiena no solo apoyó el nazismo, sino que también fue parte de él, sus discursos ahora al ojearlos con la perspectiva que nos ofrece el tiempo, no solo dañan a la inteligencia, sino también a la moral.

    -**-

    No me sorprende nada de nada que Benedicto XVl lo haya propuesto para santo todo en ese falso estado Vaticano está corrupto y huele a putrefacción, Pio Xll aparte de ser un aliado de los nazis también fue un socio perfecto de los criminales ultracatólicos que tuvieran España cuarenta años sumida en el horror.

    -***-

    Un saludo, me ha gustado mucho tu escrito sobre los mitos y la falsedad de las religiones.

    -**+**-

    Eugenio María Giuseppe Giovanni Pacelli subió al trono con la caída de la ll República Española, durante su papado sucedió toda la miseria de la invasión y el holocausto, eso no fue una casualidad, todo estaba previsto y preparado, los asesinos más influyentes utilizaron para escapar la puerta trasera de la “santa sede”, una sabandija de esa calaña no debería de reposar su memoria entre las santas, sino en donde los asesinos y los psicópatas, por lo menos en mi opinión.

    3;- )-

    Vgalizz.

    Reply
    • Porqué nos sorprendemos de los actos de los jerarcas del Vaticano, pues desde sus inicios hicieron el mal, nos olvidamos que Pedro negó a Jesus, La "santa Inquisición", el juicio después de muerto de un Papa, que lo sentaron su cadaver para enjuiciarlo y excomulgarlo y lanzarlo al rio?… porqué nos sorprendemos al tener ahora a un Papa nazi?…..

      Reply
  6. Una investigación desde Argentina (organizadora junto con la Iglesia de la llamada "ruta de las ratas") hace quedar muy mal a Pío XII. Otros integrantes del catolicismo importante en esto de salvar la vida a criminales de guerra nazis o pronazis fueron el obispo nazi austriaco Alois Hudal y el croata Draganovic. En Argentina el gobierno de Perón y Evita.
    Los salvados fueron por ejemplo Ante Pavelic (el hitler croata) y muchos funcionarios importnates de ese régimen católico y pronazi, y otros colaboradores de los nazis en países ocupados, y de criminales nazis Eichmann, Mengele y Priebke (estos dos últimos tienen expediente de pedido de entrada a Argentina con números consecutivos). Eichamnn secuestrado por un grupo comando, Priebke descubierto en Bariloche en 1994. Mengele llegó a estar en la guía telefónica de Buenos Aires con su propio nombre Josef Mengele, así de impune se sentía. Luego huyó a Paraguay y después a Brasil. Se dice que estuvo con Perón en la residencia presidencial de Olivos. Hubo otros nazis ciminales de guerra muy importnates cuyo nombre se me escapa salvado por la ruta de las ratas.

    El libro es de 2002 "La auténtica Odessa" autor Uki Goñi. Recomendable.
    El Papa Pío XII, indefendible.

    Reply

Deja tu comentario