Los girasoles ciegos

Ayer me apetecía ir al cine y elegimos ver la película que vamos a llevar a los Óscars. Últimamente parece que no acierto con el cine porque debo decir que no me gustó. Consiguió aburrirme y desear que se acabase para salir de la sala, desde el principio hasta el final. Como dicen en algún blog, se hace interminable, terrible, lenta y tediosa.

Coincido con que el director no ha querido ofrecer nada, aparte de un curioso papel de Maribel Verdú y una buena caracterización de lo que fueron los primeros años de la posguerra y el inicio de la dictadura de Franco. Pero sólo con eso, se queda muy corta.

De todos modos, creo que la historia tampoco daba para mucho más, así que mejor hubiera sido habernos quedado sólo con el libro de Alberto Menéndez.

Aún así, me han gustado dos cosas: la dedicatoria a Rafael Azcona (fue su último trabajo como guionista) y el título. Algo es algo. Eso sí, me pregunto si se va a entender en Estados Unidos cuando la vean.

5 Comments

  1. A mí esta película me decepcionó bastante. Al margen de su terrible final, poco más logró emocionarme. Además, no me gustó nada el excesivo maniqueismo de la cinta. Demasiado buenos unos (en este caso, republicanos) y demasiado malos los otros (Iglesia y demás)

    Reply
  2. El libro me dejó tan conmovido, que me he resistido a ver la pelicula, temiendome lo que al final apuntaís todos los que la veis. Me quedo entonces con la prosa y para el video me pongo una de tiros…

    Besos.

    Reply
  3. Por cierto, cinéfila, pon a bajar “Un funeral de muerte” y preparate para dejar la mandibula rota de la risa, humor fino…

    Reply
  4. @5conocimiento La de “Un funeral de muerte” la vi en el cine y efectivamente no paré de reirme…

    @Andrés Totalmente de acuerdo. Aunque con Woody no estemos de acuerdo, sí lo estamos en este caso… jeje

    Reply

Deja tu comentario