EN LA CUERDA FLOJA

¿Quién fue Johnny Cash? Hasta hace un par de días no tenía ni idea, lo confieso. Sabía que era un músico norteamericano y que había sido importante para la música. Poco más. Hace dos días decidí ver “Walk the line” o “En la cuerda floja“, la película de James Mangold (2005) en la que retrata unos años de la vida de este cantante.

 

Como muchos artistas, tuvo una infancia atormentada marcada por la temprana muerte de su hermano mayor y el alcoholismo de su padre. En la guerra de corea, se alistó en las fuerzas armadas y lo destinaron a Landsberg (Alemania). Se casó con Vivian Liberto y se trasladó a vivir a Memphis (Tennessee). Allí conoció y empezó a tocar con los músicos que después le acompañarían en su triunfo musical, The Tennessee.

 

Sun Records le dio su primera oportunidad y a partir de ahí comenzó su ascenso como estrella de la música. “En la cuerda floja” narra la infancia, ascenso y posterior caída para levantarse de la estrella que enseñó a todos una nueva manera de entender el country en los 50-60, años de oro del rock and roll, cuando triunfaban hombres como Presley.

 

Con el triunfo comenzaron las giras junto a June Carter, que se convertiría en su gran amor. Tras el éxito, la infidelidad y su adicción a las anfetaminas frenan su meteórica carrera. Su mujer y sus hijas lo abandonan y pasa muchos meses perdido. Al final, June se convierte en su salvadora. Se recupera y volvemos a verlos juntos en lo profesional y en lo personal.

 

Cash fue conocido por su profunda voz, por el característico sonido boom-chick-a-boom de su banda de acompañamiento, los Tennessee Three y por vestir siempre ropa oscura, lo que le valió el apodo de «El Hombre de Negro». Empezaba todos sus conciertos con la sencilla frase: «Hola, soy Johnny Cash» . Vendió cerca de 50 millones de álbumes en sus casi 50 años de carrera. Es presentado habitualmente como uno de los músicos más importantes en la historia de la música country.

 

Hay quien ha hecho malas críticas de la película por considerar que es decididamente comercial y tiene los ingredientes para gustar al gran público aficionado a las historias de superación según los patrones convencionales de Hollywood: la compleja personalidad de Cash (desvalido y tímido, por una parte; fuerte, apasionado e impulsivo, por otra); una música cautivadora y emotiva, con fuerza y ritmo; y una tortuosa historia de amor como eje de la narración.

 

Reconozco que es una típica biopic, una biografía novelada dicen muy influenciada por la autobiografía que el propio Cash escribió antes de morir. Pero creo que es una película bien hecha, con dos actores genialmente miméticos con sus personajes. Joaquin Phoenix y Reese Whiterspoon están espléndidos en su interpretación. Y además nos permite conocer la historia y el ascenso de un fabuloso músico.

 

Hay también quien ve numerosas similitudes entre esta cinta y la de “Ray” que narra la vida de la estrella del jazz. No se si eso será bueno o malo, pero a mí las dos me han encantado.

1 Comments

Deja tu comentario