TEATRO SIN DECIR UNA PALABRA

Ayer por la noche hice risoterapia, ahora que está tan de moda. No es que me volviese loca y me apuntase a ninguna clínica; sencillamente, fui al teatro. Dicen que por cada carcajada se gana 1 minuto de vida, así que si mis cálculos no me fallan (y contando por lo bajo a cinco carcajadas por minuto)…. ayer me gané unos 500 minutos de vida, algo más de unas 8 horas y media.

 

Habíamos comprado hace algunas semanas las entradas para ver “Restaurant tú three” en la Sala la Fundición. No me canso de aconsejar a los amantes de este arte que vayan a esta sala, donde se pueden ver geniales montajes por el módico precio de 10 euros.

 

Sólo viendo el nombre de la compañía, las expectativas eran buenas. La compañía ¡¡Extrés!! está formada por Gregor Acuña y Xavier Casas -ambos componentes de Clownic, la segunda compañía de Tricicle- y el actor-payaso de Monti & Cía Oriolo Boixader.

 

Después de verlos actuar sólo puedo decir que SON UNOS MÁQUINAS. No me atrevo a destacar nada en concreto, porque todo lo que hicieron sobre el escenario fue impresionante. Y más aún teniendo en cuenta que hacen comedia gestual, con lo que te tienen atento durante una hora y media a base de gestos, música, caras y sonidos, sin soltar ni una sola palabra. No quiero dar más pistas para evitar desvelar secretos. Quien pueda, que vaya a verla sin pensarlo un segundo.

Un típico restaurante, venido a menos, es el punto de partida para la aventura de crear un mundo hilarante de acción y locura donde se dan cabida los disparates más divertidos y las situaciones de comedia más insólitas. Es un escenario común donde un camarero, un cocinero y un maître son los protagonistas de un ritual ancestral que se viene repitiendo desde el inicio de la humanidad: servir y elaborar comida.

Una sucesión de sketchs de humor universal, donde no existen barreras para la risa por edad, idioma o cultura. Ése es el poder del gesto; sin pretender remover conciencias, aleccionar o moralizar. Simplemente alegrar el alma y divertir el
intelecto.

4 Comments

  1. ¡Por fin la he visto! 🙂

    Tal y como decía dos comentarios atrás, iba a ir en marzo a verla, incluso tenía la entrada, pero tuve que regalarla a un amigo pues me puse malo y no pudo ser.

    Pero este fin de semana, estando en Granada he visto que estaba la obra y decidí sacarme la espinita.

    ¡Genial! Pasé un rato muy muy divertido. Esos tipos son estupendos. 😉

    Reply

Deja tu comentario