Familia: Arroyadas

Apuesto a que más de uno de los que me conocen a mí y a mi familia está leyendo esto después de haber curioseado por entre las caras de la foto. Aunque sea uno de los grandes topicazos, cada vez tengo más claro que la felicidad se esconde tras las cosas más corrientes. Y pocas cosas hay más corrientes -aunque no las hagamos con la frecuencia que nos gustaría- que pasar un día en familia.

Fue hace unos meses. El bautizo de la más pequeña de la familia nos reunía a todos en un día que se prolongó con comida y copas. Tres generaciones de Arroyos reunidos. Después dicen que nos caracteriza el genio -y tampoco falta razón en ello- pero creo que nos caracteriza incluso más la risa provocada por las bromas con mala uva.

Para terminar, frase de mi abuela que viene como anillo al dedo: «No estamos todos los que son, pero sí somos todos los que están».

Arroyadas

Canalla

Me encantan los niños traviesos. Acepto que para sus padres deben ser un martirio, pero para los que pasamos sólo algún que otro rato con ellos me parece que son divertidísimos. Es difícil captar en una fotografía una cara que identifique de verdad a una persona y la muestre tal como es. En esta foto pillé de casualidad a Pedro como de verdad es, un auténtico niño canalla.

Canalla