La Barceloneta, una historia de amor-odio

Una de las cosas que más aprecio de vivir en Barcelona es que sea una ciudad con mar. Cuando un día de invierno sale el sol, un largo paseo o una carrera por la playa rematado con una cerveza y un buen arroz suena a un plan perfecto. Y esto (saltándome la parte del arroz por falta de acompañante) es justo lo que he hecho hoy.

Sábado por la mañana, sol radiante y ganas de pasear. He cogido un libro, música y me he ido a la Barceloneta. Si le dices a alguien de Barcelona que esta zona te gusta, es muy posible que te mire con cara de ‘tío, cómo se nota que no eres de aquí’. Vale, es territorio de guiris de esos que salen a tostarse con bermudas y chanclas aunque sea febrero pero… ¿sólo por eso hay que robarle todo el encanto?

2014-02-22 08.42.10 2

Mi relación con la Barceloneta es de amor-odio. En otoño e invierno me encanta ir por ahí. Me relaja ver el mar, sentarme a leer con el sol dándome en la cara y el viento que te despeina, me invita a pensar y me anima a observar qué hace la gente que pasea. Pero es cierto que en verano puede ser uno de los lugares más odiosos de toda la ciudad; atestado de gente que quiere venderte algo, de turistas borrachos con la piel color gamba o de graciosillos que intentan ligar.

Continue reading

Cosas que he aprendido en el último año

Creo que escribo este post para mí misma. Hoy se cumple justo un año desde que llegué a Barcelona y necesitaba hacer un balance personal de lo que ha pasado en este tiempo.

Hace 365 días aterrizaba con muy pocas ganas en una ciudad en la que no me apetecía estar. Lo hacía por un buen motivo profesional, pero en un momento en que lo que me pedía el cuerpo era estar en otra parte.

Por segundo año consecutivo, mi vida cambiaba un 6 de febrero. En 2012 ese día llegué a Dublín para pasar casi 9 meses allí que fueron estupendos. En 2013, el 6 de febrero volvía a reiniciar mi vida en un momento en el que estaba aprendiendo a disfrutar por primera vez de las pequeñas cosas.

Todo estaba bien en ese momento, salvo el trabajo. ¡Ups! Un factor importante. Así que cuando salió la oportunidad de incorporarme a un proyecto muy interesante en Barcelona, no pude negarme. Eso era lo que decía la parte racional de mi cabeza, el cerebro de la Ana profesional.

Venía con pocas ganas de estar lejos de aquellos a los que estaba logrando disfrutar tanto desde la vuelta de Dublín, así que eso lo complicaba todo. Tenía la sensación de que iba a costarme adaptarme a vivir en Barcelona (¡muchos me lo decían antes de llegar!) pero jamás me imaginé que los primeros meses me iban a resultar tan duros. ¡Jolín, que yo he sobrevivido a vivir en distintas ciudades y siempre sin problemas! ¿Por qué ahora iba a ser diferente? Pues sí, resultó serlo.

Continue reading

Si Weber levantara la cabeza…

Estudiando a veces estableces conexiones raras, muy raras. Hoy, sin darme cuenta, estaba leyendo las ideas de Weber para mis próximos exámenes de sociología y mi mente ha conectado tres nombres en un mismo pensamiento: Belén Esteban, Mariano Rajoy e Israel Ruiz. Tranquilos que ¡no me he vuelto loca! Todo viene a raíz de esta frase; y seguro que cuando la leáis, entendéis de qué hablo.

Un líder no necesita tener cualidades sobresalientes. Su carisma depende más del grupo de seguidores y del modo en que estos definan a su líder carismático. Si los seguidores definen a su líder como carismático, entonces es probable que éste se convierta en un líder carismático, independientemente de si posee o no cualidades sobresalientes. Un líder carismático puede ser entonces cualquier persona ordinaria; lo importante es el proceso por el cual dicho líder se distingue de la gente corriente y se le trata como si estuviera dotado de poderes sobrenaturales, sobrehumanos o al menos excepcionales, o de cualidades que no son accesibles a la gente normal.

Leí esto y me paré a pensar: ¿son más tontos Rajoy o Belén Esteban por pensar que son carismáticos o los tontos somos nosotros por darles un carisma que no merecen y olvidar a otros como Israel Ruiz?

Yo también le digo al hambre que se meta con alguien de su tamaño

Cada noche en el mundo 300 millones de niños se van a la cama con hambre. En España, más de dos millones viven bajo el umbral de la pobreza. De las más de 25.000 personas que mueren cada día de hambre, el 75% son niños menores de 5 años y mueren por causas que podrían evitarse.

Son cifras que todos imaginamos, aunque no nos paremos a analizarlas para no sentirnos tan mal como me siento yo ahora mismo. 300 millones de niños se acuestan con hambre mientras yo, algún día, ni siquiera tengo ganas de cenar porque me he hinchado a frutos secos y cerveza con amigos en algún bar.

Yo sola no voy a cambiar el mundo, pero puedo ayudar un poquito. Dar un pasito de enano para apoyar el salto de gigante que hace falta para mejorar las cosas.

Processed with VSCOcam with c1 preset

Esta mañana he recibido la camiseta con la que me veis en la foto de Ayuda en Acción. Ellos han puesto en marcha la campaña Dile al hambre que se meta con alguien de su tamaño para recordarnos que, mientras nosotros nos pegamos las comilonas navideñas, muchos OTROS PASAN HAMBRE. Así lo han contado en el blog. Continue reading

Visitar Sitges. Paseos y tranquilidad.

Cuando llevas un tiempo viviendo en Barcelona, dedicar un día a pasear por Sitges es una opción fabulosa. Elige un fin de semana con sol (disfrutar de una zona donde el mar es gran parte del encanto es muy difícil con lluvia, viento y frío) y en el que tengas ganas de caminar sin mayores pretensiones que disfrutar de las calles, el paisaje, el mar y la compañía.

No esperes grandes museos ni una jornada atareada de cosas que ver con un mapa en la mano; ve a Sitges buscando un día de descanso acompañado de buena comida y agradables paseos.

Un poco de historia. Sitges y el modernismo.

Sitges vivió durante el s.XIX una época floreciente. Allí llegó Santiago Rusiñol en 1891, quien convertiría a este pueblo de la costa catalana en la cuna del modernismo que poco después pondría en el punto de mira internacional a Barcelona.
Sitges sirvió entre 1892 y 1899 de lugar de encuentro para los artitas modernistas. Aquí organizó Rusiñol las cinco fiestas que congregaron a los literatos, músicos, críticos, escultores y pintores más importantes de Cataluña y que hicieron que este pueblo marinero se convirtiera en la Meca del Modernismo.

Si vas a Sitges con ganas de algo más que sol, comida y paseos por la playa, todo lo interesante que verás en su centro histórico será modernista.

Llegamos a Sitges en tren desde Barcelona. Nada más salir de la estación y caminar hacia el centro, comenzamos a ver algunas de las casas modernistas que todavía conservan con mimo; unas en proceso de restauración y otras convertidas en preciosos hoteles o restaurantes. Los responsables de estas edificaciones fueron en su mayoría los “hijos” de la villa de Sitges que volvieron ricos de las colonias españolas y se convirtieron en una nueva burguesía que, cansada de la estética de los edificios de la época de la industrialización, deseaban destacar construyéndose pequeños palacetes de estética modernista.

Sitges-Noviembre-2013-4-de-15

¿Qué puedes visitar?

Mi consejo es que sigas las recomendaciones que encontrarás de rutas modernistas. Partiendo desde la estación de tren, llegarás por la calle L’Illa de Cuba o calle Francesc Gumà hasta Cap de la Vila y en ese tramo ya habrás tenido la suerte de encontrarte con varias fachadas modernistas. Continue reading