La moda del Harlem Shake

En apenas unas semanas, el Harlem Shake ya se ha convertido en un auténtico fenómeno. Este fin de semana lo he pasado en Granada y ayer, estando en el mirador de San Cristóbal, llegó un grupo de unas 20 personas para grabar su Harlem Shake particular con la Alhambra de fondo. Me di cuenta de hasta qué punto es ya un fenómeno porque tuve la sensación de que, como nadie preguntaba demasiado ni se quedaba alrededor curioseando, todo el mundo sabía qué estaban haciendo.

Harlem Shake en Granada

Si buscas ‘Harlem Shake’ en YouTube, obtienes ahora mismo 199.000 resultados. No está nada mal para ser tan reciente. Seguro que la cifra se eleva mucho más.

Pero ¿sabéis qué es el Harlem Shake? Simplemente un meme que consiste en grabar un vídeo usando una música concreta de entre 30-32 segundos de duración. El vídeo comienza con una persona sola moviéndose que normalmente lleva un casco o una máscara y, cuando la música cambia, un grupo de personas comienza a bailar agitando el cuerpo de forma loca y vestidos cada cual a su manera.

Este meme iniciado por cinco estudiantes de Queensland (Australia) se ha convertido en una auténtica revolución. Aquí podéis ver más explicaciones, aunque tampoco le busquéis más razones para el éxito que la viralidad, y una recopilación de los vídeos más vistos. Yo os dejo con el que han hecho los chicos de Facebook que se ha convertido en uno de mis favoritos.

Apuntes ‘Analítica Web en una semana’ con Gemma Muñoz y Tristán Elósegui

Hacía tiempo que seguía a Gemma Muñoz (@sorprendida) en su blog ¿Dónde está Avinash cuando se le necesita? Este año la tuvimos en EBE dando el tercer taller de analítica web e hizo que me picara el gusanillo de aprender un poco más de analítica.

Me he puesto poco a poco y decidí empezar por su libro “Analítica Web en una semana” como introducción. Fui tomando notas en Evernote y las comparto aquí por si os resultan útiles o hago que también os pique la curiosidad.

Dibujo Post Analitica Web en una semana

Sólo la introducción del libro es ya una confesión de lo que entienden por analítica: medir, medir y medir para alcanzar mejor los objetivos.

Es más una herramienta de negocio que una herramienta técnica. 

Es más fiable analizar datos que preguntar y extrapolar. Hola analítica, adiós encuestas. “Si te lo crees, es porque detrás hay datos, no porque no hay otra forma de medirlo”. 
Medir, medir y medir. Medir los resultados de acciones conforme a objetivos marcados, para saber qué funciona y qué falla y tomar decisiones que potencien los éxitos y corrijan los errores.

Si os apetece, también podéis seguir la ponencia que dio en EBE y echar un vistazo a sus slides.

Suicidio a lo 2.0

La gente es demasiado exagerada. Escucho a quien dice que se agobia por tener tanto social media que leer y actualizar. Hasta donde yo se, cada uno debe tener capacidad de ser su propio filtro y definir qué es importante, qué le apetece leer y dónde quiere acudir para estar informado.

Que greader alcance los más de 3.000 “no leidos” no me provoca ansiedad. Simplemente se que lo tengo ahí para cuando me apetezca leer algo. Como cuando iba guardando los suplementos dominicales o las revistas hace unos años. Pero no me quita el sueño. Tampoco me lo quitaba hace unos años saber la cantidad de cosas interesantes que me quedaban por hacer y que podía estar perdiéndome. Doy para lo que doy e intento priorizar lo mejor posible.

Sin embargo, hay quien a veces amenaza con dejarlo todo y salir para siempre de las redes sociales. Ellos se lo pierden. Pero ahora ya no tienen excusas. Si quieres salirte, puedes hacerlo con un botón. ¿Te acuerdas de ese botón de “romperlo todo” que estabas reclamando? Ya lo tienes. Y con mucho sentido del humor.

Suicidarte a lo dos-punto-ceril es fácil. Acabo de descubrir por casualidad The Web2.0 Suicide Machine. Si de verdad crees que las redes son las culpables de tus despistes, estropéalo todo. Es facilito y además se lo toman con humor. Si tienes dudas, hasta te hacen un tour antes del suicidio, te presentan a otros que lo hicieron antes o contestan a las preguntas más recurrentes.

Lanzamos #EBE12

Hoy estamos contentos. Hemos anunciado EBE12, la séptima convocatoria en Sevilla. Os invito a que nos veamos las caras el 2, 3 y 4 de noviembre en Sevilla. Ya sabéis, somos fieles al otoño. Volvemos al Barceló Renacimiento y de nuevo trabajaremos como mejor sabemos para que todo salga lo mejor posible. En septiembre abriremos la inscripción y podréis comprar vuestra entrada por 15 euros. Liberaremos 3.000 plazas.

EBE supone cada año un esfuerzo profesional brutal, pero creo que es el trabajo que hago con más cariño. Ver el resultado durante EBE da energía para querer ponerte a trabajar la semana siguiente. Este año toca echar de menos a José Luis Antúnez, pero seguiré aprendiendo y construyendo la cita con Luis y Benito y con el pedazo de #equipoEBE que hemos formado durante estos años.

Si todavían te quedan dudas sobre si venir o no, echa un vistazo por aquí.

O simplemente ponte los dientes largos con el vídeo de Antonio Rull de EBE11 y empieza a ponerte ansioso porque llegue la fecha 😉

Lo que debería venir tras el cierre de Megaupload

Ayer se conocía el cierre de Megaupload por el FBI y el encarcelamiento de sus principales responsables. Justo en ese momento, la red empezaba a arder de nuevo y aún hoy lo seguirá haciendo. Gran parte de las opiniones que leía (la mayoría) me parecían desmesuradas y demagogas; comparar el cierre de megaupload con Guantánamo me parece excesivo e innecesario.

Está claro que las consecuencias del cierre de este tipo de webs son importantes y que los que pierden (como casi siempre) son los usuarios. Pero la cuestión principal para mí es si ahora industria y usuarios serán capaces de dar un paso más para defender el mayor acceso a la cultura por el que todos nos rasgamos las vestiduras y una de las grandes cualidades que amamos de internet.

Anoche hablaba con Xosé y Antonio en Facebook de este tema en una conversación de la que saqué reflexiones importantes. Xosé escribía en su muro:

El cierre de Megaupload no es sino la mejor oportunidad para que la industria ofrezca un servicio -siquiera- parecido y a un precio asequible. ¿Diez euros al mes para un Netflix global? ¿Tampoco pagaríamos ni eso? ¿De verdad somos tan ratas y ellos tan arcaicos?

Dijo justo lo mismo que estaba pensando yo. Muchos me crucificarán, pero no me parece mal el cierre de Megaupload en sí mismo. Es más, creo que es normal que lo cerrasen. No soy una experta en leyes y comprendo el argumento de que enlazar no es delito y que los que colgaban los archivos no eran los dueños de la web, pero era descarado que el uso que se hacía de este servicio era en el 99% de las veces relacionado con contenidos con derechos de autor.

Yo misma uso Megaupload, cuevana.tv o Series Yonkis de manera intensa (veo al menos un capítulo de alguna serie al día), pero sabiendo que hago algo que no está bien. La pregunta es ¿por qué lo hago? Sencillamente porque la industria no me ofrece una alternativa razonable la mayoría de las veces para acceder a esos contenidos de manera fácil y a un coste lógico. Cuando lo encuentro, pago por esos contenidos sin problema. Alquilo películas con frecuencia en itunes a mayor calidad, compro libros en edición electrónica en Amazon y en los últimos meses he comprado 5 discos de música en itunes a 0,99€ por canción.

Son costes razonables. Igual es que soy demasiado optimista, pero quiero creer que la gente estaría dispuesta a pagar por consumir los contenidos que quiere siempre que se los ofrezcamos con los accesos que exige la tecnología actual y a un precio asumible. Retomo aquí lo que le decía Enrique Dans a Lucía Etxbarría hace unas semanas y que suscribo al 100%:

Lo que deberías hacer es tratar de hacerle una propuesta que no pudiese rechazar: que tu obra estuviese disponible de manera tan sencilla para él o ella, que no le compensase irse a buscarla por ahí.

La cuestión principal ahora es saber si la industria está dispuesta a ofrecer los contenidos en esas condiciones y por desgracia, hasta ahora parecen negados a hacerlo. Les parece que la solución es cerrar páginas que distribuyen de manera ilegal pero sin presentar alternativas nuevas, permaneciendo anclados en el pasado y defendiendo un modelo de distribución que ni funciona ni va a volver a funcionar. Los datos de negocio de megaupload no deberían darles miedo, deberían darles envidia.

Hay quienes han sabido montar un nuevo sistema de distribución que deja beneficios. ¿Qué pasaría si, en lugar de demonizarlo, condenarlo y destruirlo, aprendieran de él para montar algo similar que supliera las demandas? La industria hasta ahora ha perdido esa oportunidad o la ha ignorado, pero quiero creer que algún día recogerán el guante. Llamadme optimista.

El problema ahora mismo para los usuarios como yo es: ¿quién me va a ofrecer ahora mismo los contenidos que descargaba de Megaupload? ¿cómo voy a conseguir ver el lunes los capítulos de las series americanas que emiten el domingo por la noche? Si conseguimos que salga una alternativa buena, ganaremos todos. ¿Funcionará YouZee? Si nadie lo ofrece, la cultura volverá a salir perdiendo. Queremos otra forma de comprar y que ellos cambien la forma de vender. 

 

Ilustración: Alex Dukal