LOCO MUNDO, MUNDO LOCO

Estaba a punto de acostarme cuando he decidido dar una vuelta por los periódicos mientras esperaba al sueño. Pienso una vez más que el mundo a veces parece haberse vuelto loco.

Me parece enormemente triste que un deporte como el fútbol se vea ensuciado con demasiada frecuencia por cuatro locos que no saben comportarse ni conocen qué es eso de la educación o el civismo. Quiero dejar claro que actitudes violentas en campos y competiciones me parecen realmente patéticas -y lo quiero dejar claro por lo que diré a continuación- . 

Sin embargo, una cosa es que esto tenga que ser perseguido y castigado, y otra es qué tipo de castigos deben imponerse. La comisión antiviolencia ha multado con 65.000 euros a cada uno de los boixos nois que en el partido del Barcelona contra el Espanyol lanzaron bengalas. Además, les prohiben la entrada en estadios durante los próximos cinco años. También tendrá que pagar esa cantidad el seguidor del Espanyol que se dedicó a lanzar piedras contra los policías a las puertas del recinto.

El veto de entrada a los recintos deportivos lo aplaudo pero ¿65.000€ por tirar piedras o bengalas? Permítanme que me acuerde del juez del caso Mari Luz, multado escasamente con 1.500€ por una falta grave después de no haber ejecutado una condena a Santiago del Valle por abusos. ¿De verdad la justicia es equitativa?

Lo que digo: Loco mundo, Mundo loco. 

LOCO MUNDO, MUNDO LOCO

Hacía tiempo que no dejaba por aquí una de esas noticias que te hacen pensar que el mundo está loco. Después de leer una nota de última hora, no tenía más remedio que dejarla por aquí porque, en efecto, me ha hecho pensar en que algo está pasando con tanta locura.

Un empleado ha matado a cuatro compañeros y se ha suicidado (después, claro) en una fábrica de plásticos de Kentucky. Según las primeras informaciones,  mantuvo una discusión con uno de los supervisores de la empresa, se marchó y volvió justo después armado y disparando contra sus compañeros.

Probablemente esto podría haber pasado en cualquier país, en cualquier fábrica y a cualquier hora. Pero también probablemente hay más posibilidades de que esto suceda en un país en el que las armas están al alcance de cualquiera.

Loco mundo, mundo loco: “Algo pasa en la música española”

Andaba echando un vistazo a la prensa y leyendo varios titulares me pongo a pensar en que algo pasa en la música española. No entiendo nada.

Algo pasa en la música española. ¡Oidos para qué os quiero!

FRASE DEL DÍA

Me pasa una amiga una frase que me anima a inaugurar una nueva sección en el blog. A partir de ahora, de vez en cuando, procuraré dejar por aquí frases que me hacen reflexionar.

Drauzio Varela es un médico brasileño muy preocupado por las enfermedades de esta época y tremendamente conocido en su país. Para quien tenga curiosidad, tiene una web por la que dar una vuelta. La frase de hoy salió de su boca..

En el mundo actual se está invirtiendo cinco veces más en medicamentos para la virilidad masculina y silicona para las mujeres que en la cura del Alzheimer.

Dentro de algunos años tendremos viejas de tetas grandes y viejos con el pene duro, pero ninguno de ellos se acordará de para qué sirven.

LOCO MUNDO, MUNDO LOCO

Hacía bastante tiempo que no dedicaba un post a uno de esos momento en los que leo, veo o escucho algo e inmediatamente pienso que el mundo está loco. Me acaba de pasar y la noticia me recome por dentro.

Nayud Mohamad Naser es una niña de tan sólo 8 años que vive en Yemen. Hasta aquí todo podría ser normal. Sin embargo, esconde una impresionante historia detrás de esas que te dejan el alma de piedra.

Las bodas concertadas son un delito en gran parte del mundo, pero a pesar de eso siguen siendo una práctica demasiado común principalmente en países africanos y asiáticos.

A Nayud la vendió su padre a un hombre de 30 años con el que tuvo que casarse a pesar de su cortísima edad. Después de los que relata como 2 meses horribles de abusos sexuales y físicos consiguió escaparse de las manos de este hombre y pedir refugio en los tribunales.

El abogado de la niña y activista de los derechos humanos Shatha Nasser dijo que la menor había presentado una querella en abril pidiendo el divorcio y dijo al tribunal que su marido había abusado de ella físicamente y la había obligado a “mantener relaciones sexuales con él tras pegarle.

El tribunal yemení ahora ha ordenado poner fin al matrimonio porque considera que la joven aún no había alcanzado la pubertad. Como compensación, se ha ordenado que la familia de la pequeña pague 250 dólares (unos 158 euros) a su ex marido.

Sin embargo, ni el padre ni el marido han cometido ningún crimen de acuerdo con las leyes del país. Yemen no permite por ley el matrimonio de niñas menores de 15 años pero sí que se “apalabre” el matrimonio y la niña pase a vivir en casa de su futuro marido, ahorrando de ese modo costes a su familia en cuanto a la manutención que pasa a realizarse por el marido. El juez simplemente fue comprensivo con la pequeña y encarceló a su marido unos días para permitirle poder huir a casa de su tío, quien la apoyó para presentar la demanda.

Cuando pasan cosas así, es porque el mundo, en cierto sentido, sigue estando loco.