Si te parodian, es que has tenido éxito

Es humano cabrearse cuando ves que alguien ha parodiado una idea que tuviste y que funcionó bien. Sin embargo, deberíamos hacer al contrario y alegrarnos. Que te parodien es sinónimo de que lo que hiciste llamó la atención y, por tanto, fue un éxito. Puede pasar incluso con cosas absurdas. Se me ocurre un ejemplo: una estúpida campaña de publicidad.

Metro Trains de Australia lanzó una campaña con una canción pegajosa tan estúpida como que se titulaba “Dumb ways to die” pero que lleva más de 46 millones de reproducciones en YouTube. Todo lo estúpida que queráis, pero casi 47 millones de personas han escuchado su mensaje, que era lo importante.

Lo mejor es que puedes pasarte horas viendo vídeos parodiándolo. Incluso hay una versión de una hora de la canción en loop, una adaptación al mundo de los videojuegos u otra a películas. Y ¡sí! hay una versión con escenas reales.

Usar el captcha en marketing

Seguro que todos sabéis lo que es un captcha. O aunque no lo sepáis, apuesto a que lo habéis tenido que usar más de una y de dos veces. Un captcha es un código que aparece en páginas webs con la función de comprobar que quien está al otro lado del teclado es un humano.

Aparecen, por ejemplo, cuando estás intentando comprar algo por internet y suelen pedirte que teclees una palabra, números o combinación alfanumérica que aparezca en tu pantalla. Así comprueban que no eres un robot y te dejan seguir con el proceso.

Nunca había pensado en la posibilidad de que un captcha pudiera usarse para hacer marketing con tu marca. Hasta hoy. Estaba buscando vuelos en la web de ryanair y me han lanzado dos captchas que me han obligado a teclear dos servicios de la compañía. Inevitablemente me han hecho pensar en esos dos servicios que ofrecen. ¿Serán los captchas una forma que podría usarse más para lanzar mensajes marketinianos a los usuarios?

Captcha RyanAir2

El método Arrieta: hablar con los ojos

El pasado sábado se celebró EBE Bilbao y, aunque no pude estar allí, seguí por streaming algunas de las sesiones más interesantes. Hubo una que había llamado mi atención al revisar el programa. El título no era para menos: “Hablar con los ojos”. Y no era ninguna metáfora para atraer más asistentes a la sesión.

Gracias a EBE he conocido a Lourdes y Mentxu Arrieta, dos hermanas que nacieron con un trastorno motriz. Esta condición limita sus movimientos y les ha impedido comunicarse durante gran parte de su vida. Pero hace algunos años decidieron ponerse manos a la obra y han ideado un sistema de comunicación basado en el movimiento de los ojos con los que dibujan el alfabeto.

Es fácil quedarse atrapados por su historia. Yo ya lo hice y espero que vosotros lo estéis cuando terminéis de leer este pequeño artículo. Y además, después de haber hablado en mis dos últimas colaboraciones con este blog sobre innovación, no se me ocurre un mejor ejemplo de cómo la decisión y las ganas son el mejor empuje para conseguir el éxito en cualquier proyecto.

Estas dos hermanas, en lugar de cargar con las dificultades que les imponía su cuerpo, transformaron el problema en energía y decidieron que merecían comunicarse, aunque ello implicase inventar de la nada todo un sistema de comunicación. Ese idioma que han ideado sólo para las dos se llama El método Arrieta y se habla sólo y exclusivamente por los ojos. ¿Cómo? Dibujando las letras con la mirada según explican en su manual.

El método Arrieta (Teaser) from Moriarti on Vimeo.

He escrito este post sobre cómo la fuerza de Lourdes y Mentxu ha sido capaz de transformar su vida para Alma Natura. ¿Quieres leerlo completo? Pasa por su blog¿Sigues pensando que no tenemos fuerza para transformarlo todo?

6 ideas esenciales que debes entender sobre Social Business

Social media illustration in doodle styleHace algunas semanas, leía ideas y estrategias interesantes para empresas sociales en un informe realizado por el equipo y colaboradores de Sprinklr: ‘How the Most Social Brands do it‘.

En concreto, Olivier Blanchard (@TheBrand builder) me recordaba algunas claves que debemos no sólo entender sino poner en práctica y no olvidar si de verdad queremos construir negocios sociales.

Es importante dar un paso atrás cada cierto tiempo y olvidarse de la tecnología para evaluar al margen de ésta qué necesitan las empresas para el Social Business. Ya sabemos que esto no va sólo de herramientas. También va de un cambio de cultura organizacional.

Olivier hablaba de algunas lecciones que se pueden aprender de organizaciones que han conseguido triunfar gracias a sus esfuerzos en Social Business.

1. ‘Social’ es algo que eres, no algo que haces.

2. Hacer marketing en los canales sociales no es ser ‘Social’.

3. La ‘transparencia’ no puede ser sólo una palabra.

4. Cambiar tu modelo de gestión es crucial para desarrollar el ‘Social Business’.

5. La gente es más importante que la tecnología. Contrata a gente que se preocupa de la gente.

6. Habla menos, escucha más.

He escrito este artículo en el blog de Zyncro. Si quieres leerlo completo y aprender más sobre Social Business, pasa por aquí y déjame tus comentarios 🙂