Películas para conocer Irlanda (IV): Once

Once no es una película con una gran historia detrás. O sí. Es triste a la vez que alegre, deprimente y al mismo tiempo esperanzadora; una de esas historias en las que parece que no pasa nada pero pasa todo.

Es una historia corriente contada con sencillez. Un joven dublinés que intenta abrirse paso en el mundo de la música mientras trabaja en una tienda arreglando aspiradoras. Una joven extranjera que trabaja en lo que puede y vende flores en Grafton. Sus caminos se cruzan gracias a la música y eso convierte a la película en una banda sonora alucinante.

Lo mejor es que rodarla costó 130.000€ y, entre muchos otros, se llevaron en 2007 el Óscar a la Mejor Canción Original.

Es fabuloso verla cuando llevas tiempo viviendo en Dublín. Está rodada de manera simple, sin grandes planos ni artificios, y eso te permite reconocer las calles de Dublín tal como las paseas día a día. Con las mismas tiendas, los mismos ruidos, los mismos mendigos, los mismos turistas, los mismos artistas callejeros con los que me suelo cruzar cuando voy a Grafton Street, a Temple Bar o a O’Connell Street.

Y de paso, confesaré que me he enamorado de esta canción.

 

1 Comments

  1. Muy buen trabajo! Voy a mirar varias de estas peliculas. Estuve algunos dias en Dublin en Marzo y quede enamorado. Me gustaria poder vivr alli algun dia

    Reply

Deja tu comentario