Vicky, Cristina, Barcelona y Woody

Ya está hecho; he visto la última comedia de Woody Allen. ¿Y…? Pues al salir del cine mi respuesta ha sido la de siempre: “Es Woody”. Me gusta el cine -creo que el buen cine- pero tengo una lucha interior desde siempre con dos de los que muchos consideran grandes genios: Allen y Pedro Almodóvar. 

Cuando veo sus películas, siempre me queda la misma sensación. No me gustan, tampoco me disgustan. Básicamente, me dejan bastante indiferente. No se si es falta de entendimiento, incultura cinematográfica o como lo quieran llamar. La cuestión es que con “Vicky, Cristina, Barcelona” ha vuelto a ocurrir. Salgo del cine como si nada hubiera pasado. Y, sin embargo, tampoco me resisto a ver las nuevas producciones de ambos directores, continuamente con la esperanza de que consigan enamorarme algún día.

No creo que esta película sea consecuencia de lo que algunos han llamado el declive creativo del genio de Woody y reconozco que para mí el mejor personaje es el que interpreta Penélope Cruz, aunque me pese reconocerlo. Como personaje cómico, no tiene precio.

Quizás la cosa sea más sencilla que todo esto y, simplemente, no debería sorprenderme de mi indiferencia si no me gustan las comedias woodianas. Tiene sentido. Eso sí, el doblaje y la música dejan bastante que desear.

En cualquier caso, debo reconocer que sí hay algo de la película que me ha gustado, aunque tiene poco que ver con la comedia. Recordarme que en muchos casos los medios-términos son lo mejor en la vida. Muchos han hablado del enfrentamiento en la cinta entre el puritanismo americano y la libertad europea. Para mí es más sencillo que eso. Es el equilibrio entre dos extremos.

De una lado, una personalidad de extrema racionalidad, continuo examen analítico de todo, la vida planeada, la escasa imaginación, los impulsos reprimidos… De otro, una personalidad pasional, sentimental, la falta de reflexión, la aventura, los impulsos…

Al final, la conclusión es clara. Esto hace que recuerde que de vez en cuando quizás deba ser un poco menos racional y algo más impulsiva. Mira por dónde, al final Woody me sirvió de algo.

14 Comments

  1. La fui a ver ayer. El cine de Allen me gusta, pero esta es mala…y la Pe, mejor ni hablar: exagerada, interpreta mal (en su línea) y es que encima al lado de la rubia, pues ni guapa queda…es mi parecer…Así que el señor Allen se ha marcado una patata, que también tiene derecho el hombre a venirse a Barcelona unos días a grabar eso, y pasárselo bien…

    Hablando de Barcelona: es anecdótico el papel que juega en la película. Podía haber sucedido perfectamente en París, Londres, Milán…que da igual, no ha retratado ni diferenciado nada la ciudad condal…solo la ha llevado al título de su película…

    Sobre Almodovar puedo presumir que no he pagado nunca por ir a ver ninguna de sus películas…bueno, no, la última tal vez, porque no recuerdo si me invitaron…directamente no me gusta, pero, como hay mucha gente que sí, puede suponer que estoy equivocado, así que me la envaino (la opinión) y no opino…

    Y ya…salvo que siempre te dije que eras una aristotélica convencida…juas juas juas

    Reply
  2. Hombre… que metas en el mismo saco a Vicky Cristina Barcelona con el resto de películas de Woody Allen, entre las cuales hay tanto comedias como dramas, me parece un poco fuerte… Estamos hablando de un señor que se ha marcado peliculones como:
    -Annie Hall.
    -Hannah y sus hermanas.
    -Delitos y faltas.
    -Misterioso crimen en Manhattan.
    -Match Point.
    Y una larga serie de cintas que no son obras maestras pero resultan estupendas, desde sus primeras comedias, tipo Coge el dinero y corre o El dormilón, a otras más recientes como Balas sobre Broadway o La maldición del escorpión de jade.
    No sé, igual se nota que soy fan de W. Allen… ya habrás podido comprobar en mi crítica que V. C. B. me ha defraudado.
    Sólo quería “introducir” el matiz de que no deberíamos juzgar su trayectoria, muy amplia, por títulos como este.
    Un saludo.

    Reply
  3. @Pablo, no es que haya metido en el mismo saco a esta película y a todas las de Allen. Pero, aunque reconozco que tiene por fortuna otras mucho mejores, la cuestión es que a mí con ninguna me termina de convencer. Pero bueno, cuestión de gustos.

    @Moeh ya sabes que compartimos la fobia por Almodóvar, aunque yo siempre acabo pagando por ver sus películas. Va… que a la próxima que saque te invito yo para que sigas con el récord….

    Reply
  4. Pues ire a verla, por que la Scarlett, me inspira…todo lo demás, es secundario, incluso el anciano director.

    Reply
  5. No comparto tus críticas, lo sabes de antemano. A mí sí me gusta Woody, aunque no he visto todavía la última y no puedo opinar. Pero qué me dices por ejemplo de la comedia Un final made in Hollywood.
    De Almodovar qué decir, que como ocurre casi siempre, hay de todo, películas que no me llegan a transmitir nada y me resultan casi desagradables, como La mala educación, o películas que me parecen fantásticas, como Todo sobre mi madre

    Reply
  6. Pues creo que no voy a ir a verla porque según lo que he leído en la prensa y encima lo que contais… se me han quitado las ganas.

    Reply
  7. La verdad es que son dos de mis directores favoritos, junto con Clint Eastwood.
    Precisamente esta tarde voy a ir a ver con María Vicky Cristina Barcelona, tengo muchas ganas, pero me temo que el doblaje la habrá destrozado, pero es la única forma de verla, porque yo de inglés ni papa y subtitulada no la ponen.

    Me resulta sorprendente que te dejara indiferente una película como Match Point, para mi gusto una de las mejores películas que he visto en muchos años, una reflexión sobre el azar buenísima. O Delitos y faltas, Mahattan, Annie Hall… Pero como tú dices, es cuestión de gustos. Por ejemplo Scoop me pareció una obra bastante menor.

    Algunas cosas de Almodóvar me dan grima, sobre todo las primeras (menos Mujeres al borde…, que es genial). Creo que Todo sobre mi madre es la mejor de su última etapa con diferencia para mi gusto.

    Reply
  8. Yo ésta aún no la he visto (a pesar del aliciente que siempre supone la señorita Johansson), pero me temo que tiene más de Scoop que de Match Point (gran película). Parece que últimamente Woody ha bajado un poco el nivel.

    Reply
  9. Woody Allen es lo más parecido a un dios que existe en el mundo del cine ahora mismo, sólo seguido (pero muy lejos todavía) por Christopher Nolan y Lars Von Trier.

    VCB es de sus películas medioqué, y aún así supera ampliamente la media de hoy día.

    Muy de acuerdo contigo en que el doblaje es patético, aunque todavía no he encontrado uno que no lo sea. La música tiene de todo, el tema que pretende ser central me parece horrible, pero tiene acompañamientos muy aseados.

    Reply
  10. La verdad es que no podía haber venido en mejor momento. Dejando a un lado la posible coincidencia en el cine, yo también vi Vicky Cristina Barcelona ayer.

    ¿Sensaciones? comparadas con las últimas películas, no muy buenas. Quizás… más decepción que otra cosa. El argumento de la pelícual no está mal, sin embargo, comienza fuerte y tiene algunas partes en las que se diluye, bajo mi humilde punto de vista, dejando un sabor de boca extraño al final, que por cierto, no me gustó nada.

    Penélope Cruz me gustó bastante en su papel. Javier Bardem nunca me ha gustado, aunque debo confesar que aún no he visto “No es país para viejos”, y en este film no ha sido una excepción. La película me sirvió para demostrarme que es un hombre que no termina de abrir los párpados por completo… y eso incluso me asusta. Y en cuanto a Scarlett… sería excesívamente subjetivo. Sólo diré que sale bebiendo en gran parte de la película.

    No me ha terminado de convencer. Sin embargo, Scoop me gustó mucho y Match Point ni te cuento.

    Un beso querida Ana.

    Reply
  11. A mí tampoco me ha gustado, pero no estoy de acuerdo contigo con eso e “es Woody”. No, no es Woody. Y quizás es por eso que no me ha gustado. Me gustan las peliculas de Woody Allen por lo general (por supuesto que no todas) y ésta no. Y si no me dicen que es de él, nunca lo hubiera imaginado. No veo su estilo, su sello (al igual que con Match Point y El sueño de Cassandra). Ese Woody no me gusta. Tampoco es que no me guste “el último Woody Allen”, Scoop es reciente y posterior a Match Point y sí que me gusta, ése es mi Woody 🙂

    Reply
  12. A mí la verdad es que me gustó, pero si la hubiese visto en casa en plan pirata tampoco hubiese pasado nada. Me identifiqué con la historia y eso fue lo que me enganchó y también el diálogo que de vez en cuando me hacía reir, pero en líneas generales no es el cine al que Woody nos tenía acostumbrados. Y como la ví doblada al castellano imaginaros mi cara al ver a Bardem y a Penélope doblados por otros, eso me pareció la cutrez es su máxima expresión.

    Reply

Deja tu comentario