MARTINSA-FADESA ¿abriendo oficinas?

Hace varios meses que se quedó libre una oficina en la planta baja del edificio en el que trabajo en Sevilla. A las pocas semanas comenzaron a arreglar el local para el que sería nuestro nuevo “vecino”. Esta mañana por fin lo hemos conocido.

Imagínense mi sorpresa cuando llego todavía medio dormida y veo el cartel de Martinsa-Fadesa en la puerta. He husmeado por la ventana y dentro se ven mesas, folletos de publicidad y algunos carteles que pretenden (digo yo) indicar que van a abrir dentro de poco.

corpo1_193

Pero ¿esta gente no había declarado suspensión de pagos por la crisis? Y Fernando Martín ¿no le había pedido a un juez que lo declarase insolvente? Por un momento, pienso en que quizás con las nuevas conversaciones se está empezando a arreglar la cosa.

Sin embargo, nada más enciendo al ordenador un twitt me lleva hasta un blog que me devuelve a la realidad. Uno de los múltiples afectados por el caso. Su mujer es entrevistada hoy por El Mundo y nos cuenta que tienen que seguir pagando por una casa que no saben si alguna vez será suya para no incumplir el contrato y poder exigir a la empresa.

Me pregunto si van a abrir realmente la oficina aquí. Y si lo hacen ¿alguien se atreverá a entrar? ¿o incluso a trabajar para ellos? Mientras tanto, en la web de la empresa nos siguen vendiendo que tienen la casa que buscamos.

1 Comments

  1. Y ¿Por qué no? Una suspensión de pago no es nada más que un punto y seguido después de un “quita y espera”, es totalmente legal.

    Las promociones iniciadas ya, por el bien de todos los implicados, han de terminarse y venderse. Venderse, por lo que, en principio ¿qué hay de malo en abrir un uevo punto de venta?

    En otro orden de cosas, aquí en la España neocapitalistaglobalizada, a especular con el ladrillo han jugado los grandes y los pequeños y digo ESPECULAR, esto Ana, es como el baile de la escoba; cuando se para la música y te pilla con la escoba en la mano…..

    Besos
    Doria

    Reply

Deja tu comentario