DÍA DEL LIBRO

Si todavía estuviese en la facultad (¡¡grandes años los del cole mayor y la facultad!!), hoy tendría un regalo pendiente con alguien. Nos conocimos en una optativa recién llegados de nuestros nidos (el mío en Huelva, el suyo en Tánger) y congeniamos gracias a una de las pocas asignaturas en las que aprendimos cosas interesantes a lo largo de la carrera: Comunicación Política.

En segundo nos matriculamos juntos y Moeh instauró un regalo obligado para los años sucesivos. Al principio pensé que estaba loco, pero después le cogí el gustillo a ese día.

Día 23 de abril. Levantarse. Ir a la fnac. Comprar un libro. Pasar por una floristería. Comprar una rosa. Coger el metro a la facultad. Al llegar, nos intercambiábamos los libros. Tengo que reconocer que el primer año sólo él me regaló el libro y la rosa, porque yo pensé que había estado hablando de broma.

Al año siguiente, me uní yo con mi ejemplar bajo el brazo y la flor en la mano. Tengo mala memoria para ciertas cosas. No recuerdo ahora qué libros he regalado a Moeh estos años. Y tampoco recuerdo cuáles me ha regalado él a mí. Bueno, sólo recuerdo uno que me encantó: una selección de poemas de Benedetti. Recuerdo que aquella mañana nos encontramos en la fnac y tuvimos que esquivarnos. Yo había cogido para regalarle el mismo libro que me iba a regalar él a mí, así que tuve que cambiar…. ¿Tan bien nos conocíamos?

Al acabar la facultad y ya por estar cada uno por un lado, dejamos de hacernos este regalo. Quizás por pereza, quizás porque ese día ya no era seguro que íbamos a coincidir, quizás por…. no se. El caso es que ahora en Sevilla echo de menos tener a alguien con quien regalarme libros.

El 7 de octubre de 1926 se celebró el primer día del libro en España, la idea partió del escritor valenciano Vicent Clavel Andrés, quien se lo propuso a la Cámara Oficial del Libro de Barcelona.

La idea caló pronto en Barcelona y en el resto de Cataluña, sobre todo porque también se celebra el día de San Jorge, patrón de la ciudad, para extenderse después al resto de España.

En 1930 se decide que se celebre el día 23 de abril, día en el que murieron Miguel de Cervantes, William Shakespeare y Garcilaso de la Vega. En 1995, la UNESCO declaró oficialmente el Día Internacional del Libro.

Hoy es un día para regalar o recomendar libros. En Mezclado, no agitado ya lo han hecho. Yo lo hago ahora…. Me resultad difícil decidirme por uno sólo…. Pero este año recomiendo «Los renglones torcidos de Dios» de Torcuato Luca de Tena. ¿Cuál recomiendas tú?

Leo ahora mismo Guerra y Paz y Moeh ya ha hecho su recomendación. Coincidimos en Benedetti y Mafalda, como siempre.

Únete a la conversación

3 comentarios

  1. El roce hizo que nos conociéramos bien, y que ahora nos conozcamos mucho…

    De esos días — hablando así parece que han pasado décadas — recuerdo las caras de los compañeros, que por unos días volvían a insistir: «¡Vosotros estáis liados!». No sabían que hay un vínculo distinto — ni peor, ni mejor — que hace nuestra relación sea inquebrantable pese a los kilómetros.

    Yo hoy también te echo de menos, a tí, a tu libro, y a tus rosas. Así que vete a una librería, me compras el libro, y nos lo damos la siguiente vez que nos vamos… A ver si nos seguimos conociendo…jajajajaa

    Besos, libros y rosas…

  2. No quiero desperdiciar la ocasión de recomendar, como invitas, al menos uno, el que ahora estoy leyendo: Louis-Ferdinand Céline, «Viaje al fin de la Noche», Edhasa 2007. Quien lo lea se aficionará para siempre a la guerra.

Dejar un comentario

Deja tu comentario