3 cosas que tu empresa necesita para ser social

[Este artículo lo escribí y lo publiqué antes en Zyncro]

La Empresa 2.0 es una realidad desde hace ya varios años. El concepto de Social Business hace tiempo que dejó de ser una moda para convertirse en una realidad empresarial. Pero ¿sabes de verdad qué es ser una Empresa 2.0 y practicar el negocio social?

Algunos siguen pensando que esto va de tener cuentas en canales sociales como Twitter, LinkedIn o Facebook, pero no es así. Ser un negocio social es mucho más que estar presente en herramientas sociales. Ser una empresa social implica creer y poner en marcha un proceso de transformación de la forma de trabajar y hacer negocio de las organizaciones, aplicando las nuevas formas de comunicación de las redes sociales al mundo empresarial y aprovechando las oportunidades que brindan para transformar las empresas en organizaciones mejor comunicadas, más conectadas, colaborativas y productivas.

Cosas que tu empresa necesita para ser social

Ser un negocio social no es sólo una cuestión de herramientas. Implica un cambio cultural y de procesosque cambia la organización en todas sus capas. Una empresa 2.0 es nueva forma de comunicación, una nueva forma de gestión, una nueva forma de interación, una nueva forma de cooperación necesaria dentro de las compañías. Una evolución, al fin y al cabo, de los patrones empresariales tradicionales. De hecho, hay rasgos concretos que caracterizan a estas organizaciones y a los profesionales que trabajan en ellas.

Es necesario evolucionar hacia ese modelo empresarial pero ¿cómo se consigue?

1. Tu empresa necesita un cambio cultural y sólo lo conseguirás si la dirección de tu organización es la primera convencida de la necesidad de llevar a cabo este cambio y lo apoya.

Ya lo hemos mencionado más arriba. El cambio no es cuestión de herramientas. Al contrario, necesita de personas convencidas de los beneficios de pasar de estructuras organizacionales cerradas a estructuras más horizontales donde la colaboración, el diálogo y el conocimiento compartido son algunas de las piezas fundamentalesSi queremos que las empresas sean sociales, los CEOs deben ser los primeros en ser sociales.

El CEO debería ser el primero en adoptar actitudes sociales para ser seguido por el resto del personal de la empresa. Al fin y al cabo, la dirección debe ser la primera convencida de los beneficios de ser una empresa social para que esos ‘genes sociales’ se extiendan a toda la organización.

2. Necesitas tecnología que te permita ser social. Implementa una Red Social Corporativa.

Tu convencimiento de convertirte en una empresa abierta a la participación y la colaboración no servirá de nada si no lo acompañas de herramientas adecuadas que lo hagan posible. Necesitas colocar al talento en el centro de la organización y convertirte en una empresa transparente, donde la comunicación interna sea una pieza clave, los flujos de información sean fáciles y en la que cuentes con una plataforma que permita a tus empleados de forma sencilla y rápida participar, lanzar propuestas, valorar decisiones, compartir ideas y conocimiento, resolver dudas, etc.

Esta tecnología son las Redes Sociales Corporativas, que con un buen plan de implementación, unos objetivos claros y el apoyo de la dirección se convierten en el aliado perfecto para el salto hacia la empresa del futuro.

Con una Red Social Corporativa podrás potenciar la colaboración, la comunicación, la productividad y el rendimiento en tu empresa. En este paper puedes revisar 10 argumentos que apoyan esta afirmación que también están resumidos en la infografía 10 razones para implementar una Red Social Corporativa.

3. Necesitas hacerte móvil

La vida es móvil y el mundo empresarial tiene que ser capaz de adoptar esa movilidad cuanto antes. Para mi, el futuro de las empresas pasa por ser, además de sociales, móviles y cloud. Este trío es lo que se conoce con el término de SoMoClo, un concepto que ofrece a las empresas una nueva oportunidad de transformar sus procesos de negocio a través de soluciones tecnológicas.

Usamos aplicaciones que están designadas para sincronizarse en la nube, compartir contenido en redes sociales y, por supuesto, funcionar desde dispositivos móviles. Y esto se adapta también al mundo de la empresa. La mayoría de los empleados ya usan sus dispositivos móviles personales con fines laborales: reciben en ellos su email corporativo, envían mensajes a compañeros de trabajo por whatsapp o acceden desde él a documentación de su organización en la nube.

Los trabajadores ya están acostumbrados al uso de la tecnología móvil a nivel personal y eso debería no hacer dudas a las empresas para proporcionarles herramientas empresariales que les permitiesen aprovechar esa tecnología también con finalidad profesional. Los procesos de trabajo necesitan ser repensados y las organizaciones deben poner en marcha herramientas que permitan a su fuerza de trabajo acceder a toda la documentación corporativa y recursos de la empresa en cualquier momento y desde cualquier lugar.

En los últimos años se ha impuesto una nueva forma de comunicación, una nueva forma de gestión, una nueva forma de interación edentro de las compañías. Una evolución de los patrones empresariales tradicionales. Esta evolución es la Empresa Social. ¿Está tu empresa preparada para dar el salto y convertirse en una Empresa 2.0? 

Deja tu comentario