Roma

Rome, just behind the cornerSon las 9 de la mañana. Me quedan 5 horas de trabajo y después… tendré por delante 5 días en Roma en la mejor compañía. No es un mal balance. Además, me servirá de relax y desconexión después del último mes y del periodo de incertidumbre que creo se avecina nada más vuelva.

Me marcho a la ciudad del tíber, las siete colinas, los museos, el vino, el expresso, la pasta y la pizza, la mitología, el recuerdo de los grandes imperios… Después del EBE y de unos 2 meses de ir a mil por hora por múltiples razones, esto me obligará a echar el freno.

En principio, me resulta un viaje atípico. En cualquier otro momento llevaría perfectamente leido y preparado cada sitio que voy a visitar, cada restaurante al que ir, cada esquina en la que parar a tomar un café. Creo que será mi primer viaje con tanto factor sorpresa.

Prometo aprovecharlo, contar y traer muchas fotos. Eso me servirá de excusa para retomar el blog, de nuevo en estado de semi-abandono. Nos leemos a la vuelta.

2 Comments

  1. Disfrútalo¡¡¡¡ Q Roma es una pasada. Si me da tiempo te mando unos sitios que nos encantaron para comer. Yo estuve hace 15 días, ya le he dicho a tu madre unos truquillos.

    Besitos

    Reply

Deja tu comentario