Time Flies. Retomando viejas costumbres.

4644606033_c4c8bc47ff

Casi sin darme cuenta, ha pasado prácticamente un año desde que tengo este espacio en estado de semi-abandono y, de seguir como hasta ahora, la cosa sólo apunta a ruina, como dice a veces mi abuela que tanto sabe.

No puedo echar la culpa a nadie más que a mí misma. No se si es que en el fondo necesitaba un descanso de blog o si, como sospecho, el último año de locura laboral que tanto tiempo me ha robado ha provocado que en los últimos meses sólo esté pasando por internet de puntillas. Honestamente, no he tenido tiempo de más.

En cualquier caso, me siento de nuevo con enormes ganas de obligarme a sacar tiempo para estar por esta red que tanto me aporta. Es hora de volver a estar en contacto con gente, de seguir bebiendo de toda la información que hay salpicada por aquí dentro, de continuar compartiendo cada cosa -estúpida o no- que pase por mi cabeza.

Imagino que muchos de los que antes pasábais por aquí habréis dejado de hacerlo. No es para menos. Pero si os apetece, volveremos a estar en contacto. Por suerte, mi ordenador no puede negarse a que teclee…

Imagen por Nifty.

2 Comments

  1. Tranquila, a mi me pasa igual. Tengo tantas cosas en la cabeza que el blog, que es algo a lo que tengo mucho cariño y ganas, se me traspapela y no le doy uso. Pero yo soy de los que piensa que es algo que siempre puede resurgir de sus cenizas.

    Ánimo con todo. Un beso.

    Reply
  2. ¿Dejar de leerte? nunca, así que reinicia el blog y úsalo como antes.

    P.D: cómo se nota la jornada intensiva… 😀

    Reply

Deja tu comentario