Hemos superado un año más la nochevieja en el Rocío. Buenos amigos, estupendos ratos, geniales recuerdos… Ahora sólo nos queda un poco de resaca y falta de sueño. Me lo he pasado bien. Lo malo ha sido la dura vuelta a la realidad esta mañana. Encima con lluvia intensa que no ha parado en toda la mañana. ¿Por qué en Sevilla llueve como si nunca antes lo hubiera hecho?

Deja tu comentario