Por suerte, hay otra Sevilla

Ya lo decía hace unos meses. Cuando ves ciertas cosas, te das cuenta de que en Sevilla no todo está perdido. A menudo nos quedamos con la imagen de la Sevilla tradicional y que se mira el ombligo, ésa capaz incluso de presumir del horrendo cartel copiado de la Copa Davis o la campaña de los Reyes para Navidad.

Pero ya lo decía antes, no todo está perdido en una ciudad que parece empezar a asfixiar a muchos que apuestan por irse. También está la Sevilla que sabe y puede hacer las cosas bien. Es esa Sevilla maravillosa que muchos pensamos debería aplastar a la otra y librarla de los rancios, los casposos, los que creen que nada debe cambiar.

Por suerte, aún queda gente con talento que te anima a no perder la esperanza. Por suerte, aún hay otra Sevilla que puede triunfar.

6 Comments

  1. Ni que lo digas pequeña saltamontes 🙂 En noviembre 2011 conocí a muchas personas (más de cerca) que empujan y levantan Sevilla día a día.

    BYEC, A.

    Reply
  2. Yo creo que la clave está en constituir un grupo de presión serio, que se tenga en cuenta.

    En serio, piénsalo. En esta ciudad todos los que se convierten en adalíes del sevillanismo están organizados: en asociaciones, en hermandades, en consejos, en grupos editoriales…

    Reply

Deja tu comentario