Fotografiar. Congelar lo que ves y hacerlo tuyo.

Si os gusta la fotografía, tenéis que leer esta entrevista de Pablo Juliá, Director del Centro Andaluz de Fotografía. Esto me recuerda que tengo que hacer una escapada a Almería para visitar el centro.

Dice cosas enormemente interesantes sobre el momento que atraviesa la fotografía, así que no esperéis autobombo de su trabajo sino reflexiones que te empujan a pensar. Tampoco esperéis consejos técnicos, Pablo nos recuerda qué es lo básico: aprender la técnica para entender la cámara pero no hacerse un experto. “Lo que hace falta es aprender a mirar. Mirar mucho y  aprender a mirar“.

De todo lo que dice, me quedo con esto:

Digamos que es una especie de lenguaje común para todos, que todas las personas lo entienden, que todas las personas se comunican a través de él. Que le puedes mandar a un hindú una foto tuya hecha en Jerez y la va a entender, o al menos la va a leer. ¿Qué lenguaje hay en el mundo que tenga esa capacidad de poder llegar a todos los sitios y de poderse interpretar en todos los lugares? Yo es que creo que no sabemos hasta qué punto la fotografía es un arma de lenguaje impresionante en la vida de los ciudadanos. Es por eso que está en un buen momento. Ya que cualquiera dispara con 12 megas, en cualquier sitio. Es un lenguaje universal, la fotografía sí lo es. Puedes escribir con ella, puedes escribir historias.

3 Comments

  1. A mí me parece lamentable que un tipo ligado a la cultura en materia de fotografía diga que:

    "Es por eso que está (la fotografía) en un buen momento. Ya que cualquiera dispara con 12 megas, en cualquier sitio".

    Da a entender que todo va bien porque la gente tiene buenas cámaras.

    Precisamente él cita el lenguaje de la imagen como universal, pero ¿Cuánta gente da importancia al lenguaje de la imagen al tomar una foto? Juliá dice al principio de la entrevista que la fotografía se ha popularizado, y eso es bueno. Pero la gente no se interesa por la cultura fotográfica, no quiere conocer a los clásicos, a los actuales, las corrientes, los trabajos más importantes, no quiere tener referentes… La gente está en eso, en los doce megapixeles. Las mochilas guardan grandes cámaras, buenos objetivos, colecciones de flashes, filtros… todo para que se esté haciendo la fotografía más banal de la historia.

    Yo no esperaba a un Juliá tan superficial, menos desde un cargo público ligado a la cultura. Y lo digo desde el absoluto respeto que se le debe a este señor, que como fotógrafo es un referente andaluz, como Atín Aya, Pérez Siquier…

    Reply
  2. Andrés, sinceramente creo que esa frase está sacada de contexto y de todo el sentido general de lo que dice a lo largo de toda la entrevista.

    Habla de que la fotografía vive un buen momento como lenguaje, que se ha popularizado porque la tecnología la ha puesto fácilmente al alcance de casi todos y eso despierta el interés de la gente y convierte a la fotografía en un lenguaje universal.

    Se ha convertido en el lenguaje más usado por todo el mundo. La gente hace fotos de su día a día, retratando lo que es interesante para él, sin más.

    No todo el mundo quiere ser fotógrafo profesional, ni conocer a los mejores, ni tener referentes… simplemente usarla como una forma de comunicarse más, quizás una de las más importantes ahora mismo. Usarla para comunicar, sin mayor pretensión.

    Sólo puntualizar que me parece una frase sacada de sentido, al margen que el resto de la entrevista o sus opiniones te puedan parecer más afortunadas o menos.

    Pero lo que no creo es que lo que esté diciendo sea que la fotografía vive un buen momento sólo por la tecnología.

    Besos.

    Reply
  3. El tema es muy complejo, más de lo que parece a priori, porque depende de la concepción de fotografía que tenga cada uno. La que se le conoce a Juliá es incompatible con lo que dice en esta entrevista, porque ni el lenguaje fotográfico pasa buenos momentos, ni tampoco la fotografía en general. Por eso me choca, parece que habla desde un cierto interés.

    Que la fotografía se haya popularizado no quiere decir que también lo haya hecho su lenguaje. La gente documenta su vida sin tener ni puta idea, y sin querer tenerla. Eso es respetable, porque cada uno hace con sus aficiones lo que le plazca, pero es diferente a que la fotografía esté pasando un buen momento, eso es falso (es mi opinión). El buen momento es para canon, nikon, fuji, hp, sony…

    Ahora bien, si hablamos de "foto bonita" tipo estampa o postal sí, en todo el mundo se reconoce una foto que agrada a la vista, pero la fotografía es, y Juliá lo sabe perfectamente, mucho más que eso, y ahí es donde está el problema.

    Su amigo (y mi admirado) Pérez Siquier no debe pensar lo mismo, te lo aseguro.

    Reply

Deja tu comentario