A mi burro, a mi burro….

Al final el tiempo nos dio un respiro y nos hemos pegado dos días maravillosos de feria. Mucho cante, mucho baile y sobre todo muchas copas. De ahí el mal cuerpo que tengo hoy y que creo me durará hasta mañana.

Ayer nos lo pasamos -como está de moda ahora decir- de arte. De arte estuvo la tarde. De arte estuvo el rebujito. De arte estuvieron los Siempre Así. De arte estuvieron los ratos con amigos, las sevillanas bailadas, la guitarra, las gargantas,…. Pero especialmente de arte estaban las copas, mal que me pese hoy….

Nos acostamos tarde y hoy nos levantamos temprano. Hemos pasado el día ejerciendo de canguros. Todo un reto. Ahora he llegado por fin al sofá de mi casa y de aquí prometo moverme exclusivamente para irme a la cama.

Dejo ya estas líneas sólo agradeciendo a todos que la feria haya estado tan de arte. Por cierto ¿no os he dicho que está de moda decir que algo está “de arte”? Es hora de dejarlo…. Sólo puedo escribir frases simples… perdonen la torpe prosa….

Visto lo visto, sólo me queda acordarme de la canción “a mi burro, a mi burro, le duele la cabeza… el médico le manda, una gorrita negra….”. El lunes más. Sean buenos.

2 Comments

  1. Yo he salido de lunes a domingo, exceptuando el martes, que tuvimos la fiesta en casa de unos amigos. Ha sido la feria más intensa de mi vida, con diferencia, creo. Huelga decir que estoy pagando las consecuencias, física y económicamente.

    Reply

Deja tu comentario