Aire de Sevilla

Vuelve a ser lunes, pero el fin de semana ha estado genial. El sábado nos levantamos tempranito y nos fuimos al centro a hacer algunas compras imprescindibles ahora que llegan las bodas (múltiples, múltiples, múltiples bodas) y el buen tiempo. Después de las compras, visita a la tienda de Celia en San Eloy y cervecitas con tapas en buena compañía.

 

Para rematar, nos esperaban los baños termales en Aire de Sevilla. Las fotos lo dicen todo. Relax, descanso, olvidarse de todo durante 2 horas… Pasamos por las tres piscinas (templada, caliente y fría), la piscina de burbujas, el baño de sales y la aromaterapia. Además, masaje relajante incluido.


Al salir, aunque el cuerpo pedía sofá y descanso, nos fuimos a Gines a casa de nuestros trufitos donde nos esperaban unos cuantos celebrando el cumnpleaños de Jose y Nani. Lo pasamos bien, como de costumbre. Comimos, bebimos (unos más que otros), charlamos, cantamos (con Rolando de por medio, por supuesto), discutimos… En fin, una noche redonda. A las 6 de la mañana a la cama y hasta el día siguiente.

Ayer felicitamos a los cumpleañeros y de vuelta a Sevilla. Comida, película y siesta. Domingo de sofá y descanso. Lo dicho, un fin de semana redondo.

TEATRO SIN DECIR UNA PALABRA

Ayer por la noche hice risoterapia, ahora que está tan de moda. No es que me volviese loca y me apuntase a ninguna clínica; sencillamente, fui al teatro. Dicen que por cada carcajada se gana 1 minuto de vida, así que si mis cálculos no me fallan (y contando por lo bajo a cinco carcajadas por minuto)…. ayer me gané unos 500 minutos de vida, algo más de unas 8 horas y media.

 

Habíamos comprado hace algunas semanas las entradas para ver “Restaurant tú three” en la Sala la Fundición. No me canso de aconsejar a los amantes de este arte que vayan a esta sala, donde se pueden ver geniales montajes por el módico precio de 10 euros.

 

Sólo viendo el nombre de la compañía, las expectativas eran buenas. La compañía ¡¡Extrés!! está formada por Gregor Acuña y Xavier Casas -ambos componentes de Clownic, la segunda compañía de Tricicle- y el actor-payaso de Monti & Cía Oriolo Boixader.

 

Después de verlos actuar sólo puedo decir que SON UNOS MÁQUINAS. No me atrevo a destacar nada en concreto, porque todo lo que hicieron sobre el escenario fue impresionante. Y más aún teniendo en cuenta que hacen comedia gestual, con lo que te tienen atento durante una hora y media a base de gestos, música, caras y sonidos, sin soltar ni una sola palabra. No quiero dar más pistas para evitar desvelar secretos. Quien pueda, que vaya a verla sin pensarlo un segundo.

Un típico restaurante, venido a menos, es el punto de partida para la aventura de crear un mundo hilarante de acción y locura donde se dan cabida los disparates más divertidos y las situaciones de comedia más insólitas. Es un escenario común donde un camarero, un cocinero y un maître son los protagonistas de un ritual ancestral que se viene repitiendo desde el inicio de la humanidad: servir y elaborar comida.

Una sucesión de sketchs de humor universal, donde no existen barreras para la risa por edad, idioma o cultura. Ése es el poder del gesto; sin pretender remover conciencias, aleccionar o moralizar. Simplemente alegrar el alma y divertir el
intelecto.

EN LA CUERDA FLOJA

¿Quién fue Johnny Cash? Hasta hace un par de días no tenía ni idea, lo confieso. Sabía que era un músico norteamericano y que había sido importante para la música. Poco más. Hace dos días decidí ver “Walk the line” o “En la cuerda floja“, la película de James Mangold (2005) en la que retrata unos años de la vida de este cantante.

 

Como muchos artistas, tuvo una infancia atormentada marcada por la temprana muerte de su hermano mayor y el alcoholismo de su padre. En la guerra de corea, se alistó en las fuerzas armadas y lo destinaron a Landsberg (Alemania). Se casó con Vivian Liberto y se trasladó a vivir a Memphis (Tennessee). Allí conoció y empezó a tocar con los músicos que después le acompañarían en su triunfo musical, The Tennessee.

 

Sun Records le dio su primera oportunidad y a partir de ahí comenzó su ascenso como estrella de la música. “En la cuerda floja” narra la infancia, ascenso y posterior caída para levantarse de la estrella que enseñó a todos una nueva manera de entender el country en los 50-60, años de oro del rock and roll, cuando triunfaban hombres como Presley.

 

Con el triunfo comenzaron las giras junto a June Carter, que se convertiría en su gran amor. Tras el éxito, la infidelidad y su adicción a las anfetaminas frenan su meteórica carrera. Su mujer y sus hijas lo abandonan y pasa muchos meses perdido. Al final, June se convierte en su salvadora. Se recupera y volvemos a verlos juntos en lo profesional y en lo personal.

 

Cash fue conocido por su profunda voz, por el característico sonido boom-chick-a-boom de su banda de acompañamiento, los Tennessee Three y por vestir siempre ropa oscura, lo que le valió el apodo de «El Hombre de Negro». Empezaba todos sus conciertos con la sencilla frase: «Hola, soy Johnny Cash» . Vendió cerca de 50 millones de álbumes en sus casi 50 años de carrera. Es presentado habitualmente como uno de los músicos más importantes en la historia de la música country.

 

Hay quien ha hecho malas críticas de la película por considerar que es decididamente comercial y tiene los ingredientes para gustar al gran público aficionado a las historias de superación según los patrones convencionales de Hollywood: la compleja personalidad de Cash (desvalido y tímido, por una parte; fuerte, apasionado e impulsivo, por otra); una música cautivadora y emotiva, con fuerza y ritmo; y una tortuosa historia de amor como eje de la narración.

 

Reconozco que es una típica biopic, una biografía novelada dicen muy influenciada por la autobiografía que el propio Cash escribió antes de morir. Pero creo que es una película bien hecha, con dos actores genialmente miméticos con sus personajes. Joaquin Phoenix y Reese Whiterspoon están espléndidos en su interpretación. Y además nos permite conocer la historia y el ascenso de un fabuloso músico.

 

Hay también quien ve numerosas similitudes entre esta cinta y la de “Ray” que narra la vida de la estrella del jazz. No se si eso será bueno o malo, pero a mí las dos me han encantado.

Nani en “Hoy por Hoy”

Lo sabemos desde hace tiempo. Nani, nuestro picudo, es un artista. Lo demuestra con cualquier cosa que haga relacionada con la música y cada vez lo hace más a lo grande. Nuestro Rolando particular anunciaba ayer en su blog que hoy estaría tocando en directo junto a Francino en el programa “Hoy por Hoy” de la Ser y así ha sido.

 

Ha acompañado en directo al piano y solo ante el peligro a Manuel Lombo como viene haciendo desde hace tiempo. No se si es que he empezado a escuchar tarde, pero la cuestión es que esperaba una entrevista a Lombo y un par de canciones, y sólo he podido escuchar una canción y nada más. Aún así, han demostrado lo que valen.

Intenté grabarlo bien desde el principio, pero me cogió el toro… Os dejo aquí lo que he conseguido grabar. Picudo, eres un genio.