MI BLOG HA VISTO LA LUZ

Ahora escribo desde la más completa y absoluta calma, pero durante unos 50 minutos he estado al borde del paro cardiaco. Me cargué mi blog. En una de esas venas creativas que me dan cuando no me apetece trabajar por la tarde, he decidido que estaría guay hacerme un portal feevy.

 

Sin pensármelo, me he puesto a buscar información de cómo hacerlo y casi lo tenía conseguido gracias también a los consejos de mi nuevo ángel de la guarda. Pero cometí un error de principiante y machaqué un archivo de mi blog que lo mandó todo al carajo.

Mi blog ha estado durante una hora en la más absoluta oscuridad, luchando por no ir hacia la luz al otro lado del túnel. Al final, mi nuevo ángel me lo ha recuperado. Creo que éste es el post que con más ganas escribiré en mucho tiempo…

Únete a la conversación

1 comentario

Dejar un comentario

Deja tu comentario