LIMPIANDO LA CONCIENCIA

La archidiócesis de Los Ángeles pagará una cifra récord para evitar un juicio por abusos sexuales. De los 5.000 sacerdotes que ejercieron en esta archidiócesis entre 1930 y 2003, 113 han sido acusados de abusos.

El cardenal Roger Mahony ha pedido perdón públicamente a las víctimas por los abusos sexuales infantiles de los sacerdotes y ha dicho que esto es algo que nunca debió pasar. Han llegado a un acuerdo por el que deberán abonar 660 millones de dólares, una cifra récord en la historia de la Iglesia Católica en el país.

Cada víctima recibirá entre 1.2 y 1.3 millones de dólares. Sin embargo, ni las palabras de Roger ni el dinero conseguirán borrar lo sucedido a pesar de que esto sea lo que desearía Mahony. Para poder hacer frente a los pagos, la Iglesia deberá vender edificios, utilizar fondos de inversión que posee y pedir algunos préstamos.

Pero prefieren hacerlo así a enfrentarse a la vergüenza pública que supone un juicio. Así evitan el juicio y la permanencia del asunto en los medios de comunicación.

Otro blog que habla de esto, Saco sin Fondo.

Dejar un comentario

Deja tu comentario