Sevilla es digital

Esta mañana se ha presentado la nueva identidad digital de Turismo de Sevilla. Nos hemos juntado unos cuantos blogueros para ver el trabajo de Antonio Rull y twittear el asunto. Algunas de las cosas más interesantes son el nuevo blog (se dice que estará en inglés y chino), cuenta de twitter en español (@sevillaciudad) e inglés (@visitseville), facebook, flickr, youtube y un nuevo canal de televisión.

De momento, a lo único que pongo un pero es al canal de televisión; al menos en mi ordenador y con mi conexión va lentísimo. Os dejo por aquí el vídeo de presentación y el dossier de prensa por si queréis echarle un ojo.

Turismo de Sevilla 2.0

Antonio Rull se lo está currando para darle vidilla a Turismo de Sevilla a través de todas las herramientas de internet. Mañana estaré en el Salón Colón del Ayuntamiento para ver la presentación de toda la presencia 2.0 por la que están apostando. Ya hay en abierto twitter, facebook y flickr, hasta donde yo se. Mañana creo que presentarán nueva web, blog, you tube y alguna que otra cosa más.

Estaremos allí e iremos twitteando lo que suceda.

Barranquismo en la Garganta Verde (Grazalema)

gra_act04_ph03

A mi madre no le gustan los regalos fáciles. Este año para el día de Reyes decidimos sorprenderla. Pasamos de regalos típicos como un pijama, un perfume o un libro y le preparamos algo diferente. Cuando fue consciente de que tendría que hacer barranquismo por la Garganta Verde en Grazalema (Cádiz) a sus taitantos años, la cara le cambió a una tonalidad algo más pálida.

Hace algunas semanas por fin pudimos vivir la aventura. Creo que no me equivoco si digo que a los cuatro (mi madre, Pepe, mi hermano y una servidora) nos encantó la experiencia. De hecho, sospecho que no tardaremos en repetir. La organización estuvo fabulosa y la experiencia fue inolvidable.

Nervios para empezar, descarga de adrenalina en grandes proporciones durante y cansancio -mucho- al final. Comenzamos con casi 2 horas de senderismo desde donde habíamos dejado los coches hasta bajar al barranco. El paisaje escarpado y la vista de las buitreras durante la bajada es impresionante. Una vez llegamos al cauce del río, teníamos que empezar el descenso. Al principio, sorteando enormes piedras e intentarnos no reírnos demasiado de la estampa que formábamos todos los novatos enfundados en nuestros trajes de neopreno, con casco, guantes y arnés incluidos. Después, llegaron las primeras zonas con agua y los divertidos (aunque fríos) saltos a las pozas por toboganes naturales. A continuación el rappel para bajar las paredes más altas. Empezaba el cansancio pero había que seguir.

La última parte fue divertida. Pozas donde el agua te cubría por completo y donde había que nadar;  y un último salto a unos 3.5 metros del agua que a todos nos dió algo de vértigo. Para terminar, zonas con el agua por las rodillas donde los resbalones fueron frecuentes aunque se sobrellevaron con la diversión de las corrientes que nos arrastraban por los manantiales que brotaban a nuestro alrededor.

La experiencia duró unas 6 horas. Yo la repetiría con los ojos cerrados, aunque habrá que arriesgarse con el otro recorrido un poco más largo y de mayor dificultad. Eso sí, vaya descansados y con un buen desayuno en el cuerpo.

PD No pienses que voy a colgar fotos, aún me queda algo de vergüenza. Eso sí, les dejo ver un par de vídeos de mi momento rappelando.