«All the people moving for just one dream»

Son las 11 de la noche de un día en el que estoy muy contenta. A pesar del cansancio, el estrés, las ganas de que llegue el fin de semana, la escasez de tiempo, el calor que hace ya en mi piso… A pesar de todo eso, me siento feliz.

No me pregunten por qué. En realidad no tengo una buena explicación. Porque apenas tengo tiempo para nada, porque hoy me han clavado 240€ por la revisión del coche, porque cuento cada vez con menos minutos que dedicar a mi vida internauta, porque no se me ocurren cosas interesantes que publicar en el blog, porque llevo 3 semanas con fotos pendientes que subir y vídeos que editar, porque casi no he podido empezar a leer el libro que lleva ya 3 semanas esperando en la mesita de noche, porque me duelen los ojos después de un día de lectura intenso…

Pero estoy contenta. Esto me demuestra cómo puede llegar a influir en mi estado de ánimo mi satisfacción personal con el trabajo, los amigos y la familia. Parece que hoy está todo en su sitio.

También influye estos días en mí que ando descubriendo nueva música que no me había parado a escuchar hasta el momento. El pasado mes de Febrero, Macaco lanzó su último disco «Puerto presente» con una canción en defensa de la naturaleza para celebrar el día de la tierra.

A mí el ritmo me encanta y me sube el ánimo. «… moving… all the people moving… one move… for just one dream…»

La lista de Schindler

Acabo de terminar de ver esta película por primera vez en mi vida y tengo un asfixiante nudo en el estómago. Ni siquiera he sido capaz de llorar. Ahora mismo mi mente trabaja a mil por hora intentando comprender lo que se que es absolutamente incomprensible y mis sentimientos andan divididos en trozos.

Por un lado, sólo acierto a sentir una profunda tristeza, pena y horror. Por otro, siento infinito odio, asco, repulsión, repugnancia, ganas de vomitar. Sin embargo, en el fondo todo esto se alivia con una gratificante alegría. Acabo de ver lo mejor y lo peor del ser humano. Los que hayan visto la historia, se imaginarán de qué hablo; para los demás, hablaré sólo lo justo para no estropearla.

La-Lista-De-Schindler-In02-DVD

El régimen nazi de Hitler llevó a cabo el mayor genocidio de la historia. Durante los años de su gobierno fueron asesinados casi 6 millones de judíos. La lista de Schindler nos acerca a la realidad de sólo 1.100 de ellos.

Nos cuenta la historia real de Oskar Shindler y comienza en una Cracovia (Polonia) bajo un desarrollado régimen nazi. Schindler comienza siendo un empresario alemán dispuesto a beneficiarse de la guerra utilizando mano de obra judía para abrir una fábrica de esmaltados de uso militar.

Poco a poco entra en contacto con la realidad que vive la población judía y termina luchando por la vida de algunos de ellos intentando sacarlos de su campo de concentración. Es un perfecto, cruel y duro retrato de los campos de exterminio.

Me pregunto cómo el ser humano puede llegar a albergar tanta sin razón, cómo fue posible que unos cuantos cometieran las barbaridades que cometieron siendo capaces de conciliar el sueño por las noches y, aún más, creyendo firmemente en que hacían lo correcto. Me pregunto cómo alguien puede tratar a seres humanos como si fueran poco más que cucarachas, ratas o piojos y no darse cuenta del sin sentido de lo que hace.

Pero al final me queda un poco de esperanza. Porque, entre tanto sin sentido, encuentro a un personaje que fue capaz de apartar el odio y la sin razón para traer un poco de justicia a un significante número de gente. Como dice el final de la película «Quien salva una vida, salva al mundo entero«.