PERDONEN QUE NO ME LEVANTE

Prometo que me levantaría para recibirles. Si pudiera; pero imposible. Esta semana tienen que disculparme. He posteado poco, no he pasado por twitter, las entradas por tuenti han sido escasas. Además tengo mails pendientes, feeds atrasados, páginas que visitar, cosas que leer… os he leido, pero no he comentado. Ojalá hubiera tenido un segundo. Menuda semanita llevo.

El fin de semana pasado fue agotador. Estudio máximo con interrupción para la boda de Rafael el sábado. Desde entonces arrastro cansancio y falta de horas de sueño. Domingo a trompicones para sacar el examen del lunes. Novedades en la oficina el martes. Juicio del piso el miércoles. Muchas horas delante de los libros y pocas tumbada en la cama. Y otro examen esta tarde. Un no parar. Estoy muerta. No puedo ni pensar. Mi cabeza necesita unas minivacaciones. Menos mal que ha salido todo bien, así que por lo visto ha merecido la pena.

Mañana es por fin viernes. Aleluya. Por la tarde tengo que hacer una visita al dentista en Riotinto que me llevará toda la tarde. Pero por la noche pienso dormir…. mucho….. pero mucho….. Y para acabar bien la semana, el sábado bodorrio del Chico.

El lunes prometo estar al día y ponerme con todas las cosas pendientes que he tenido aparcadas. Volveré a la vida internauta. ¡Cómo la he echado de menos! Por ahora, el cuerpo lo único que me pide es tumbarme, relajarme y ver una película.

Únete a la conversación

1 comentario

  1. Pues nada niña, recupera el espiritu, el cuerpo y date un homenaje, sin duda, merecido. Que lo paseis muy bien en la boda del «chico»…

Dejar un comentario

Deja tu comentario